Smiley face

Food 4 Heroes y otras acciones solidarias que los restaurantes están haciendo durante la crisis del coronavirus

0

La crisis del coronavirus hace emerger la colaboración desinteresada y el espíritu filantrópico del que tanto se vanaglorian los españoles. Los restaurantes de Madrid, que durante el estado de alarma solo pueden servir pedidos para reparto a domicilio de comida, han sido duramente golpeados económicamente, pero esto no les ha hecho titubear a la hora de encabezar las acciones de soporte a nuestro personal médico y población más vulnerable.

La pizzería Grosso Napolitano regentada por Jorge Blas y Hugo de Paz fue la primera en iniciar un movimiento que ahora tiene gran tracción en la capital. La idea surgió por una unión entre la responsabilidad social como negocio madrileño y el fuerte compromiso que desde el local profesan en la lucha contra el desperdicio de comida.

El problema era simple, el pasado viernes 13 el establecimiento tenía más género del que preveía emplear, y para evitar que todos esos ingredientes se echaran a perder, decidieron preparar 200 pizzas para el personal sanitario de la región, que ya entonces estaba operando en circunstancias de emergencia por el incesante aumento de los casos de coronavirus que se estaban dando en la comunidad.

Así se fundó Food 4 heroes, una iniciativa que lleva funcionando desde entonces y que ahora cuenta con la ayuda de muchos otros restaurantes de la gran ciudad: Goiko, Tasty Poke Bar, Empanadas Malvón, Brunch Club Café, The Food Circle, La Miguiña, Tierra Burrito, Manolo Bakes, Honest Greens, Tasty Poke Bar, Bizzo Pizza, Pic & Nic… Constantemente nuevos negocios que se hacen eco de la noticia se suman a esta bonita operación, que se coordina desde Grosso Napolitano.

Todo se organiza de forma sencilla y desenfadada a través de WhatsApp, lo único que importa es ayudar. Desde el grupo los profesionales de los restaurantes se mantienen en contacto con portavoces de los equipos médicos de diferentes hospitales. De esta manera pueden acordar un punto de entrega que observe todas las recomendaciones en materia de distanciamiento social e higiene, siempre fuera de las instalaciones hospitalarias.

La acción ya ha beneficiado a médicos, residentes, especialistas, practicantes, auxiliares de enfermería, terapeutas, farmacéuticos hospitalarios, enfermeros, equipos de respuesta rápida y otro personal que actualmente se desvive en turnos infernales difíciles de sobrellevar, no solo físicamente, sino también desde el punto de vista psicológico. Imponerse a la pandemia del SARS-CoV-19 no es fácil para ninguno de nosotros.

View this post on Instagram

La alegría y fuerza son ingredientes que jamás faltan en sus días!! Sois muy Grandes 💪🏽❤️ y por eso sois NUESTROS HEROES!! 🏥🧑🏼‍⚕️👩🏽‍🔬 Mucho Ánimo!! Estamos con vosotros 🙌🏽🔥 #FOOD4HEROES #FOOD4HEROESMADRID

A post shared by FOOD 4 HEROES (@food4heroes_) on

Pero por banal que parezca, todo se lleva un poco mejor cuando estamos bien comidos. El pequeño aporte de los restauradores madrileños tiene un efecto muy positivo sobre el estado anímico de los trabajadores del sistema sanitario. Y así lo pueden acreditar quienes han recibido los banquetes de Food 4 heroes en el Hospital Universitario Niño Jesús, el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, el Hospital Universitario Gregorio Marañón, el Hospital Clínico San Carlos, el Hospital Universitario 12 de Octubre o el Hospital Universitario de Móstoles, algunos de los hospitales de la capital que han sido agraciados con la iniciativa.

Lejos de ser una iniciativa única, los restaurantes de Madrid se están organizando para servir a la población en tiempos difíciles. En unas ocasiones lo hacen por sí mismos, como ocurre con Food 4 Heroes, mientras que en otras cuentan con el auxilio de los gobiernos locales.

En el Ayuntamiento de Alcorcón, el alcalde y los ediles han puesto en marcha un proyecto para llevar comida a los colectivos que han quedado más desamparados en estos duros momentos: ancianos, personas con movilidad reducida, discapacitados varios, ciudadanos con necesidades especiales, con trastornos mentales o diversidad funcional, enfermos dependientes, etc. Todos ellos se beneficiarán del plan contemplado por el ayuntamiento.

A través del Instituto Municipal para el Empleo y la Promoción Económica de Alcorcón (IMEPE), se ha solicitado la colaboración de los restaurantes de la zona para poder ofrecer el reparto domiciliario de comida a estas personas. Las familias más vulnerables contarán así con la ayuda de los establecimientos hosteleros locales que se hayan apuntado para dar auxilio a estos hogares.

No son precisamente pocos los que están haciéndolo, y en parte es gracias al ayuntamiento que, en vez de plagar el proceso de admisión con trámites burocráticos inútiles, simplemente ha publicado un formulario en línea donde los establecimientos que realizan reparto domiciliario de comida pueden apuntarse. Libre y sin trabas, la ayuda ya está llegando a quien la necesita.

Es previsible que más iniciativas como estas vayan apareciendo en la capital y otras grandes ciudades españolas durante los próximos días. Días en los que tenemos que estar preparados para que se recrudezca la crisis de salud causada por el coronavirus, como por desgracia podemos extrapolar de lo que está ocurriendo en Italia, escenario que seguimos con una latencia de unos 7.5 días.

En previsión de que el confinamiento, el estado de alerta, la cuarentena y el cierre de negocios continúe hasta finales de abril, los restaurantes estamos seguros que van a aportar su granito de arena a la sociedad.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario