Smiley face

Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Ford prepara un robot bípedo de reparto de comida a domicilio único en el mercado

0

La robótica tiene el potencial para convertirse en uno de los frentes más disruptivos de la industria durante la próxima década. Los diferentes sectores económicos son conscientes de que la adopción de esta tecnología trae consigo múltiples beneficios, entre los cuales se destaca el menor coste de operación, la optimización de los servicios y una mejor atención al cliente.

El mundo de la restauración, que dadas sus características particulares se mantiene siempre sumido en una vorágine de cambio, no es ajeno a esta realidad. Dado que es esperable que en los próximos años la robótica para restauración otorgue una ventaja competitiva crucial a los propietarios, es lógico que en la actualidad ya veamos algunos pioneros en la adopción de las innovaciones basadas en autómatas.

Así, pese a que aún son raros en los establecimientos, cada vez es más frecuente encontrarse con negocios de restauración que empleen robots de cocina, robots de camarería o robots de reparto.

Posiblemente este último campo es el que más se ha explorado hasta el momento. El sector no solo está inmerso en pleno cambio tecnológico, además de las últimas novedades en este aspecto, los restauradores también tienen que lidiar con los recientes cambios en los hábitos de consumo de la población. Y uno de los comportamientos que han modificado de forma contundente la realidad de los restaurantes es el segmento de la movilidad; ahora los clientes prefieren recibir en la puerta de su hogar los platos preparados por los chefs, para poder disfrutarlos con plena comodidad en la intimidad de sus casas.

No es de extrañar que empresas de lo más dispares hayan puesto en funcionamiento proyectos piloto para indagar el rendimiento de soluciones robóticas para reparto de comida a domicilio. Lo hemos visto una y otra vez de la mano de empresas de EE. UU. como Starship, Robby Technologies o Kiwi, compañías que desean posicionarse como líderes para ser la primera opción de los restauradores del futuro.

Sin embargo no todas las iniciativas de desarrollo de robots de reparto parten de empresas emergentes especializadas. Un claro ejemplo es el caso de FedEx, empresa postal por excelencia en Estados Unidos que quiere paliar las pérdidas causadas por la muerte de la carta tradicional abalanzándose sobre el mundo del comercio online: paquetes procedentes de las principales empresas del retail y entregas urgentes de los restaurantes a sus comensales pueden ser bazas ganadoras para este gigante postal que se encuentra entre la espada y la pared.

Otro caso similar se dispersó por los medios de comunicación a principios de junio de 2019. Ford, la afamada cadena fabricantes de coches, presentaba un robot de reparto que distaba mucho de los modelos que se habían visto hasta el momento.

Se trata de Digit, un robot bípedo que recuerda más a los autómatas de Boston Dynamics que a los carritos autónomos que suelen dominar la escena de los robots de reparto para entregas de comida en restauración.

El robot de Ford cumple las mismas funciones, no obstante. Sus sensores le permiten detectar los obstáculos existentes en el entorno, identificar el objetivo a portar y el destino donde hay que entregarlo. Las articulaciones accionadas por pistones hidráulicos y electrónica de última generación se ponen manos a la obra entonces para que el robot de reparto evite transeúntes, mobiliario urbano, objetos inesperados, escalones o bordillos de acera. Y todo ello lo hace mientras porta de forma estable las compras que hayan realizado los usuarios del servicio, independientemente de si estas son originarias de un restaurante o de cualquier otra tienda.

Por desgracia, el robot de reparto de Ford está aquejado del mismo problema que tantos otros autómatas orientados a este fin. Su autonomía es muy limitada ya que la densidad de las baterías eléctricas con las que está equipado no soportan gran capacidad. El hecho de que el robot esté pensado para operar con cargas tampoco ayuda.

Para sobreponerse a esta dificultad los ingenieros de Ford han ideado una solución que hace uso de sus capacidades únicas como fabricante de vehículos. Digit está pensado para trabajar en comandita con una furgoneta autónoma. El vehículo especial discurrirá por las calles sin necesidad de intervención humana, y el último tramo de la entrega, desde la furgoneta hasta la puerta del usuario, será realizado por el robot de reparto bípedo.

Esta idea no es innovadora. McDonald’s comenzará a explorar una solución similar en San Diego en 2020. En su caso lo hará en una colaboración especial con su socio habitual en el reparto, Uber Eats. Si tienen éxito lograrán hacer repartos vía dron en las grandes ciudades, empleando un vehículo autónomo como estación.

Digit va un paso más allá gracias al buen hacer de Agility Robotics, que ha conseguido que el robot de reparto sea muy versátil al mismo tiempo que se reduce el peso del esqueleto mecánico de la unidad. Con tan solo 18 kilogramos, los Ford Mondeo que la escudería americana ha preparado para este proyecto piloto podrán reducir su consumo al máximo, aumentando aún más los márgenes de beneficio para la compañía.

Por lo demás, se espera que las primeras experiencias discurran sin incidencias. El funcionamiento del sistema será similar al de cualquier red de reparto a domicilio. El usuario hará su pedido online a través de la app móvil o de escritorio en una de las tiendas o restaurantes asociados al programa, y el dispositivo se pondrá en marcha. Todos los pedidos por debajo de 20 kilos son susceptibles de ser entregados por Digit. Y antes de que se vaya a efectuar la recogida por parte del cliente, desde Ford envían un SMS para dar aviso de que el robot de reparto está a punto de alcanzar su destino.

Si logran pasar los exhaustivos exámenes impuestos por desarrollador, clientes y empresas asociadas, ver un robot Digit bajándose de una furgoneta Mondeo modificada será una estampa tan habitual como ver repartidores de Uber Eats o Glovo por las calles.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario