fbpx Smiley

17 enseignements du Petit Prince sur l'hospitalité et la réputation numérique (partie II)

0

Le petit Prince Il est un livre qui prend en charge les lectures infinies. Vous pouvez lire dans l'enfance et les lecteurs / comme va rester avec les aventures d'un peu seul prince qui se lance dans l'aventure de quitter leur petit monde pour visiter d'autres planètes et de rencontrer ses habitants, et aussi, Il peut être lu à l'adolescence, chez les jeunes, à l'âge de la maturité et vieux et autres nuances acquérir ces vagabondages.

Quelque chose de semblable est arrivé récemment nous Fighters alimentaires, en profitant de la 75 anniversaire du travail de Antoine de Saint-Exupéry, nous avons donné chemin Avril dernier la première partie d'une série de réflexions qui nous ont permis de relier les aspects numériques de l'hospitalité à certaines des leçons qui nous donne ce merveilleux travail.

Se félicitant de l'élément a été sensationnel et nous sommes ravis de partager avec vous @ s une surprise qui se préparait, mais il est une réalité heureuse: Le prochain 28 de mai Nous ferons partie des haut-parleurs au premier événement 2018 la #Afficher BDI Bar Road idées qui commencera à Bilbao et à partir de là, nous allons mettre la présence et la parole à tous les enseignements que ces mois partagent des articles ... nous sommes ravis! 🙂

Avec tant dissappointed, Nous avons commencé ce mois-ci la deuxième partie et nous le faisons à nouveau avec des photographies accompagné des sculptures extraordinaires d'artistes fabuleux Marcelo Wong (merci encore éternels). Cela dit ... Nous avons commencé? Aller!

«-Ce que vous faites avec cinq cents millions d'étoiles?

-administration Las. L'histoire et le comptage. C'est difficile. Mais je suis un homme sérieux!»

Le Petit Prince - Chapitre XIII

  1. Comme le Petit Prince, Parfois, l'envie de se faire entendre notre voix et aucune réponse nous fait dans un désert. Est-il préférable d'avoir 5000 suiveurs 50? La réponse évidente implique oui, mais il est également bon jamais devenir obsédé par le nombre et être clair que, plus que le montant, ce qui améliore la capacité d'influencer, la visibilité et la réputation de notre entreprise est la qualité. Ce type de « fidèles » sont que nous appelons évangélisateurs, parce qu'ils répandent le mot. Comment peut-on générer ce type d'adeptes? Faire ce que nous faisons le mieux: la recherche constante de l'excellence dans notre entreprise.

«-livres de géographie sont de tous les livres les plus précieux. Ils ne sortent jamais du style. Il est très rare pour un relocate de montagne. Nous écrivons des choses éternelles.

-Mais les volcans peuvent se réveiller...»

Le Petit Prince - Chapitre XV

  1. la confiance Il est un mauvais compagnon de Voyage. Il ne se, clair. Trop de ce sentiment est ce qu'il est. la conformité, idem. La confiance est la pierre angulaire essentiel dans tout axe de socialisation et nous permet d'établir des liens professionnels / émotionnel qui sont essentiels pour le bon fonctionnement de nos activités, mais ... Devons-nous laisser notre garde et se détendre? La réponse est un retentissant. Pensez que les choses ne mute pas, ne changent pas, ne pas évoluer est l'une des pires erreurs que nous pouvons faire en plus de ne pas être, précisément, préparé pour elle. À n'importe quel moment, numérique et en personne, quelqu'un peut remettre en question notre bon travail, élaborations, service, attention, etc ... et semer le doute pour nous mettre en échec. Rien n'est éternel, à commencer par la façon dont nous gérons l'entreprise.

« Des gens formidables ne croient pas. Ils imaginent que occupent beaucoup d'espace. Ils se sentent importants "

Le Petit Prince - Chapitre XVII

  1. et. La même technologie qui nous rend libres sujets aussi nous. Elle le fait de façon indirecte parce que nous nids dans les charges sociales où l'auteur présumé peuvent nos traits de personnalité pour se déplacer et recevoir des commentaires. Le mois dernier despuntamos un concept que nous appelons numérique ego et aurait un équivalent dans une autre comme vanité en ligne. ainsi les smartphones, qu'ils sont une source incontestable de plaisir, et les mains aussi moins approprié, fils ADM (armes de destruction massive). personnalités superlatif peuvent générer dans nos déséquilibres bar / restaurant avant que nous devons être prêts. Être le centre de l'univers est très bien et le dîner un vendredi soir, soit devenu le plus important de votre vie, aussi, mais payer la masse salariale est un acte de responsabilité sociale des entreprises qui ne peuvent pas être affectées par les soins de tendresse excessive de certains profils égocentriques. équilibre ami hôtelier, équilibre.

«-Les hommes? Je ne l'ai pas vu depuis des années. Mais il ne sait jamais où les trouver. Le vent exerce. Ils ont pas de racines "

Le Petit Prince - Chapitre XVIII

  1. Lealtad. A un concepto, a un modo, a una marca, a nosotros o a nuestro modelo, a nuestro cocinero, a nuestro barman, al personal de sala… fidelidad. ¿Existe? Si, pero con muchos matices. Marketinianamente hablando, la lealtad de marca se traduce en visitas reiterativas de nuestros clientes que son resultado de un valor percibido, la confianza y el vínculo generado entre nuestros comensales y el restaurante.
    Dependiendo de su grado de satisfacción en relación a nuestra oferta, del valor añadido y de nuestro buen hacer conseguiremos fidelizarlos y quizá, convertirlos en evangelistas. De todas maneras, pensemos en que los clientes son rotativos y tendentes, es decir, que se van a dejar llevar por las novedades y nuevos estímulos que se vayan presentando en el sector, por lo que nuestra obligación será la de siempre pelear para estar en permanente vanguardia aportando valor y creatividad, que también se traduce en los canales digitales.
  2. ¡Pero bueno, no es posible! ¡Tenemos competencia! Pues si amig@s, la tenemos y no es la única que amenaza nuestro negocio. Podemos sumarle a la fagocitación natural hostelera, la nueva creación de establecimientos, el carácter cainita de opiniones/reseñas (teledirigidas o no) que puedan incidir en nuestro ánimo y el cansancio implícito que representa el hallar un modelo nativo de éxito.
    Ya no es que seamos conscientes de que no éramos el único restaurante del mundo. No. Lo que ocurre es que, en algún momento, alguien nos va a recordar que, efectivamente, no estamos solos y que incluso, lo están haciendo mejor que nosotros. Bien, tomémoslo como un revulsivo. Activémonos y volvamos a colocar a nuestro establecimiento en las cotas que merece y por las que peleamos a diario.

Hay que ser paciente. Te miraré de reojo y no dirás nada. La palabra es fuente de malentendidos”

El Principito – Capítulo XXI

Y se sintió muy desdichado. Su flor le había contado que era la única de su especie en el universo. Y he aquí que había cinco mil, todas semejantes, en un solo jardín.”

El Principito – Capítulo XX

  1. Si, lo es, y más la escrita. Los desencuentros provienen en la mayoría de las veces de fuertes discusiones por alguna opinión mal expresada, o mal percibida, o ambas dos. Nosotros pensamos…, ¿no estamos viviendo en la era de la comunicación? Si a todo, pero, los seres humanos estamos (o no) condenados a entendernos, si bien y quizás no sepamos cómo.
    Como negocio y como responsables de un tipo de comunicación, debemos admitir que todo tipo de comentarios no van a ser de nuestro gusto o parecer. Esto, lejos de minarnos en nuestra tarea, lo que debe de habilitar en nosotros es una apertura a nuevas sensibilidades que tengan en cuenta que, a pesar de que nos esforzamos diariamente en dar una atención y servicios óptimos, quizá hay personas que todavía no son capaces de percibirlo. Es tanto una constante como un desafío.
  2. Frustración. Tal cual. Es posible que seamos conscientes de que estamos haciendo algo mal, pero que el día a día nos supere y evite que le prestemos la atención que requeriría.
    El problema es que llegará un momento en que aparecerá un cliente y nos lo recordará, generando una sensación doble: Por un lado, su mala experiencia y, por otro, nuestra nefasta percepción de lo que ha ocurrido. El que experimenta, tiende a exagerar y nosotros como hosteleros, tendemos a barrer hacia nuestro negocio.
    Debemos ser conscientes de que, si modificamos algo que hacíamos habitualmente, puede generar comentarios y consecuencias digitales. Y no siempre se tiene porqué tratar de algo negativo tipo ‘subir de precio el menú del día’ o ‘el cóctel que más se pide’. A veces, el más mínimo cambio genera en nuestra comunidad sensación de falta de cuidado. Ojo con esto.

Sólo los niños saben lo que buscan. Pierden tiempo por una muñeca de trapo y la muñeca se transforma en algo muy importante, y si se les quita la muñeca, lloran

El Principito – Capítulo XXII

“Las serpientes son malas. Pueden morder por placer

Si, pero es cierto que no tienen veneno en la segunda mordedura…”

El Principito – Capítulo XXVI

  1. ¡Colmillos afilados y bocado al canto! Así es. Si traducimos la mordedura de una serpiente como una mala crítica, reseña u opinión, estamos de enhorabuena… ¿Qué? ¿Cómo? ¿Estáis mal de la cabeza? Bueno, para dedicarse a esto hay que estarlo un poco, pero sí.
    Ocurre que normalmente el hostelero no recuerda (o mas bien, no sabe) que, en la mayoría de las plataformas de opinión, la última palabra es la suya… ¡es vuestra! ¡Sí! Cuando se produce una opinión o reseña no positiva en una plataforma como Google Maps / My Business o Tripadvisor, lo que el potencial cliente va a leer es tanto esa opinión como nuestra respuesta… ¡y nada más! No es un debate. No es un dialogo. No hay turnos de intervención. Somos la última palabra del asunto.
    El ‘veneno’ no admite segundas mordeduras y aquí nosotros somos los que vamos a puntualizar con detalle la situación expuesta de manera que la última percepción que se llevará el lector será la nuestra.

En fin… hemos expuesto 17, pero muchas más reflexiones se nos han quedado en la trastienda.

Lo cierto es que de El Principito podríamos extraer infinitas lecciones pero hemos intentando darle un plus de utilidad para el sector que más nos gusta, en el que sumamos y donde nos sentimos tremendamente cómodos: La Hostelería, motor y alma de la economía de nuestro país.

Recordad que el próximo 28 de mayo nos podemos ver en Bilbao en el evento de #BDI Barra de Ideas Road Show con estas mismas reflexiones (podéis inscribiros aquí) y que estaremos encantados de conoceros y saludaros en persona… ¡Gracias y nos leemos en junio!

¿Los hombres? Los he visto hace años. Pero no se sabe nunca dónde encontrarlos. El viento los lleva. No tienen raíces”

El Principito – Capítulo XVIII

¿Los hombres? Los he visto hace años. Pero no se sabe nunca dónde encontrarlos. El viento los lleva. No tienen raíces”

El Principito – Capítulo XVIII

¿Los hombres? Los he visto hace años. Pero no se sabe nunca dónde encontrarlos. El viento los lleva. No tienen raíces”

El Principito – Capítulo XVIII

¿Los hombres? Los he visto hace años. Pero no se sabe nunca dónde encontrarlos. El viento los lleva. No tienen raíces”

El Principito – Capítulo XVIII

¿Los hombres? Los he visto hace años. Pero no se sabe nunca dónde encontrarlos. El viento los lleva. No tienen raíces”

El Principito – Capítulo XVIII

¿Los hombres? Los he visto hace años. Pero no se sabe nunca dónde encontrarlos. El viento los lleva. No tienen raíces”

El Principito – Capítulo XVIII

¿Los hombres? Los he visto hace años. Pero no se sabe nunca dónde encontrarlos. El viento los lleva. No tienen raíces”

El Principito – Capítulo XVIII

¿Los hombres? Los he visto hace años. Pero no se sabe nunca dónde encontrarlos. El viento los lleva. No tienen raíces”

El Principito – Capítulo XVIII

5/5 - (3 votes)

Sobre el autor

Comer, Beber, Amar y Trabajar. Nos encanta lo que hacemos. La comida no es tan solo alimento. Por eso, nuestra especialización en hostelería viene acompañada por propuestas profesionales tan sugerentes como la Gestión de Presencia Online, Opiniones, Desarrollo Web, Branding Gourmet, Sonrisa Social o Formación a la Carta. Nos relacionamos contigo y con tus clientes, cuidando y velando para que la relación sea idónea y acorde a tus intereses.

Suscríbete

Deja un comentario