fbpx Smiley

Rencontrez Penny, le robot serveur qui intègre de façon transparente avec l'équipe du restaurant

0

Robots prolifèrent serveurs dans le monde entier. Chine, Inde, Japon, Australie, Malaisie et beaucoup d'autres pays ont du mal à adopter une la technologie qui vise à révolutionner le travail dans les restaurants.

Cette fois-ci, les nouvelles sont Penny, un petit robot qui met de côté les apparences humaines pour se concentrer sur ce qui est important: faire un bon travail. Penny est société robot technologie produit barman spécialisé dans la robotique et dont le siège social dans la Silicon Valley, BearRobotics.

Ses créateurs ont travaillé à la La polyvalence est l'une des forces Le robot est, Sans oublier que le PLC est conçu pour effectuer deux tâches principales. D'un côté, soins de Penny de la distribution de plaques pour tables. Une fois que les convives ont terminé la dégustation des menus servis, le robot aussi il fonctionne comme un lave-vaisselle.

mais, Comment ça marche et comment ils peuvent améliorer le restaurant la définition de ces assistants mécaniques?

Les avantages d'un contrôleur multifonction

John Ha, ancien ingénieur de Google et co-fondateur de la société qui a créé un Penny, indique que les serveurs “ils sont fatigués, obtenir un faible salaire, souvent ils travaillent sans avoir l'assurance maladie et, cependant, réellement effectuer des tâches exigeantes”.

Restaurants sans serveurs humains sont loin de la conception Ha a à l'esprit. Son idée est de alléger la charge de travail du personnel ce qui permet le serveur robot effectuer des tâches simples pour automatiser et ne nécessitent pas de chaleur humaine.

si, d'un côté, les serveurs bénéficient de, par exemple, ne pas avoir à nettoyer la vaisselle; l'une des causes principales de blessures à l'épaule requis par la posture non naturelle et des mouvements répétitifs de tension. D'autre part, convives sont également favorisés pour être servi plus rapidement.

Les changements dans l'intérêt du propriétaire

En général, robots d'automatisation restaurants par des serveurs fournit les changements bénéfiques suivants au rénovateur:

  • Reclamo publicitario, potenciación de la presencia empresarial en los medios y fuerte diferenciación respecto a negocios tradicionales. Los robots siempre han causado fascinación, y que ahora sean una realidad no les ha restado misterio. Muchos clientes se acercan a los establecimientos que disponen de estos autómatas con el único objetivo de poder observarlos ensimismados.
    Los robots aún nos parecen objetos extraños traídos del futuro. La cobertura mediática de los establecimientos que cuentan con estos autómatas auxiliares suele ser extensa, pensemos por ejemplo en Flippy, el robot diseñado para cocinar correctamente las hamburguesas y que atrajo la atención de millones de usuarios en las redes sociales durante el mes de marzo solamente. Todo ello supone una ventaja competitiva nada desdeñable.
  • Mejora de la experiencia del usuario, reducción de los tiempos de espera y atención más cuidada durante momentos de gran afluencia. A nadie le gusta esperar cual pasmarote a que le sirvan la comida, y menos en un local de comida rápida. Si bien podemos conceder que los robots camareros no son la solución óptima de automatización en los restaurantes de lujo, sí que dan un servicio excepcional en pizzerías, hamburgueserías, locales especializados en ensaladas, batidos y otros establecimientos que por sus similares características pueden delegar parte del trato humano en estos camareros con circuitos integrados.
    El tamaño de la plantilla de los restaurantes se dimensiona de tal manera que exista un delicado equilibrio entre los gastos por salarios y el número de comensales que la plantilla puede atender; por ello, ante eventos imprevistos y fechas señaladas que despunten sobre las medias esperadas, el servicio puede verse afectado.
    En este sentido los robots camareros pueden evitar que los tiempos de espera se dilaten y que la calidad de la atención ofrecida por los camareros humanos se diluya.
  • Reducción de los costes de operación del restaurante. Pese a que Ha no secunde esta idea, la realidad es que el uso de robots camareros con capacidades de limpieza integradas permite reducir la plantilla.
    Los responsables de estas tareas pueden encargarse entonces de otros trabajos que aún no están automatizados. No hay que olvidar que todos los robots con los que se sueña en automatizar el mundo de la restauración son altamente especializados: Sally de Chowbotics únicamente hace ensaladas, los robots de CafeX solo preparan y sirven café, y los restaurantes completamente automáticos de Eatsa en realidad tan solo sirven quinoa preempaquetada. Siempre hay tareas que es mejor confiar a los trabajadores. ya que para que ser correctamente ejecutadas sería necesaria una auténtica revolución en el campo de la inteligencia artificial. Algunas de estas labores son realizar recomendaciones, solventar problemas y gestionar incidencias.

Controlados desde una app móvil

Lejos de ser una quimera de futura implantación, los interesados ya pueden ver a Penny en plena faena. John Ha gestiona, además de su start-up californiana, un restaurante de comida coreana donde las tareas de camarería y limpieza de vajilla y cubertería son realizadas por el entrañable robot blanco con forma de peón de ajedrez.

El Kang Nam Tofu House de Milpitas cuenta con varios asistentes cibernéticos desde finales de verano de 2017. El control de estos robots camareros se realiza desde una aplicación móvil orientada al usuario que, según asegura Ha, resulta muy fácil de usar. Los propietarios solo tienen que marcar los puntos claves (punto de avituallamiento, de limpieza, de recogida, de entrega y similares) y el robot se encarga de realizar su ruta de la forma más eficiente posible y sin tropezar con otros trabajadores o con los clientes.

“A la gente le encanta interactuar con el robot. Les gusta especialmente pagar la cuenta cuando el robot entrega el tique”, ha explicado John Ha.

Es evidente que las pruebas de campo han producido resultados satisfactorios, por eso la creación de BearRobotics ya ha comenzado su expansión: la pizzería local Amici alquila un día a la semana los servicios de Penny. Y sí, has leído bien, nuestro protagonista no es propiedad de Amici. Ha y sus colegas de trabajo ofrecen este robot camarero a modo de trabajador como servicio, en un modelo homólogo al que se está imponiendo entre los desarrolladores de software.

Penny, en proceso de mejoras basadas en inteligencia artificial

Esta posibilidad reduce el alto coste inicial de adquisición de este sistema de robótica para restaurantes, consiguiendo simultáneamente que la fricción en su implantación sea menor. Mientras que en otros establecimientos sopesan las ventajas de estos asistentes robóticos, el equipo de ingenieros que trabaja con Ha ya se encuentra absorto en el complicado proceso de mejora de la unidad.

Entre las especificaciones planificadas para el futuro próximo se incluye la posibilidad de dotar a Penny de un TPV donde los clientes puedan hacer su pedido e incorporar mejoras basadas en inteligencia artificial que permitan prescindir de la app de control.

Con un futuro tan prometedor… ¡Quién sabe! Puede que dentro de poco veamos a Penny v2 sirviendo en los restaurantes de nuestras ciudades.

5/5 - (1 vote)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario