fbpx Smiley

Cloisons en plastique, tables inutilisées, contrôle de la température…ce qui attend les restaurants dans les prochains mois

0

L'impact du coronavirus dans le secteur de l'hôtellerie et la restauration est brutal à l'échelle mondiale, et entretient la plupart des restaurants, bars et cafés sans pouvoir exercer leur activité habituelle.

En Espagne, chaque jour qui passe le nombre de fermetures d'hôtels augmente, qui sont déjà cryptés 15.000 restaurants qui cessent définitivement leur activité, mais la nervosité augmente également, le désespoir et la tension d'un secteur qui n'entrevoit, à court ou moyen terme, aucun symptôme qui lui permette de penser à récupérer une partie du temps perdu et où l'actualité des dirigeants politiques trace un horizon de plus en plus noir.

Dans certains pays, nous commençons déjà à voir les premières mesures de déconfusion ou ralentissement qui ont lieu dans leurs restaurants. Cela nous permet avoir une idée prévisible des solutions temporaires possibles qui peuvent être mises en œuvre pour garantir des mesures sanitaires, qui sera obligatoire pour l'ouverture décalée des entreprises.

En Espagne, nous sommes nombreux supermarchés, boutiques, et les pharmacies intègrent des cloisons en plastique qui empêchent le contact direct entre le client et la personne qui le sert.

Aussi, il semble que cette mesure pourrait être incorporée en Italie pour respecter la distance sociale requise et éviter les contacts directs entre les clients.

Solutions en plastique transparent qui divisent les tables en différents espaces et permettent un contact visuel avec les clients, le tout dans le but d'éviter la propagation ou la propagation du virus.

Dans les images suivantes, vous pouvez voir cette idée.

Pero en China están siendo más exigentes, en los restaurantes de comida rápida algunas de las medidas que han tomado son las siguientes; solo se permite el pago con el móvil, no hay dinero en efectivo, ni siquiera en tarjeta de crédito física, para evitar cualquier tipo de contacto, además una aplicación comprueba el estado sanitario cada hora en base a los turnos de limpieza del restaurante.

En cada bolsa de comida que se entrega al cliente, aparece el nombre y la temperatura corporal de cada persona que ha intervenido en la preparación o entrega del producto, en concreto, los datos del cocinero y del camarero quedan registrados y el cliente está informado.

En los restaurante todo el personal va con protección total y solo se permite entrar a los clientes por un sitio concreto. La carta se consigue mediante un código QR. Incluso obligan al cliente a informar a través de esta App si ha visitado la ciudad de Wuhan en los últimos 14 días, y todo esa información queda registrada.

Aunque vayas acompañado de un amigo, no te puedes sentar junto a él y tienes que mantener la distancia de seguridad. Esta prohibido comer frente a frente y solo se permite que los clientes estén sentados en una dirección, con lo que la mayoría de la capacidad del restaurante queda inutilizado.

No te pierdas este vídeo donde puedes apreciar todas estas medidas.

También aparecen estas máquinas que desinfectan y pulverizar todo el cuerpo antes de entrar en el restaurante:

En Canadá como se puede apreciar en la siguiente imagen los sitios donde se pueden sentar los comensales aparecen libres de marca y aquellos que no pueden ser ocupados aparecen con una X en rojo. Las separaciones son entre las diferentes espacios que bordean a la mesa, y en cada una de ellas hay desinfectante de manos en la mesa, junto al ketchup o la mostaza.

Los comensales deberán tomarse la temperatura antes de entrar en el restaurante y usar mascarillas en todo momento salvo cuando estén comiendo algo.

En California, su gobernador, Garvin Newsom, ha dicho esta semana que los restaurantes que funcione al 50% de su capacidad serán la nueva normalidad, y que los menús desechables y los controles de temperatura en la puerta podrían convertirse en algo común en la mayoría de ellos.

En Hong Kong se requiere que los comensales estén situados como mínimo a 1,5 m de distancia.

En Wuhan, la ciudad central de China donde surgió el virus por primera vez, los restaurantes están utilizando canales de retransmisión en directo de TV, con figurantes que comen en sus puntos de venta, en un intento de mostrar a los clientes que es seguro volver.

Todas estas medidas que hemos repasado en este artículo y en diferentes lugares del mundo que han sido afectados por el coronavirus, nos hacen reflexionar sobre si los restaurantes en España harán lo mismo o no, lo que parece que está claro es qué las medidas de distanciamiento serán obligatorias, así como una garantía de higiene y saneamiento del local, del personal y de los clientes.

Ello nos hace preguntarnos si los comensales estarán dispuestos a “sufrir” todas estas vicisitudes o decidirán quedarse en casa… o pedir la comida a domicilio en su restaurante favorito, en fin, el tiempo y el desconfinamiento dirán.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario