fbpx Smiley

menus adaptés pour les personnes Pictogrammes autistes

0

Ces dernières années, ils ont lancé des centaines de initiatives mondiales visant à l'intégration des personnes cette maladie et faire, elles et leurs familles, ils peuvent profiter d'une soirée normale.

L'autisme est une maladie qui affecte plus de personnes que nous pouvons imaginer, puis 1 en 68 les gens souffre. Elle est encadrée dans un groupe de troubles qui est appelé Les troubles du spectre autistique (THÉ). Il est difficile de vivre de près la tâche que les actions quotidiennes comme aller au cinéma, faire du shopping ou d'être à l'école peut être extrêmement compliqué.

Aussi Il est un test difficile à surmonter manger avec un enfant autiste parce que leur comportement est impossible de prédire; Et ce sont des gens avec une grande difficulté à communiquer et concernant; en outre, le plus dérangé par le bruit et ont tendance à être facilement modifié.

Voilà pourquoi un grand nombre de restaurants dans le monde entier Ils ont déjà pris note et Ils ont été mis au travail pour ne pas discriminer les patients autistes dans leurs établissements, offrant un accord qui convient à vos besoins. Sans aller plus loin, plusieurs villes espagnoles comme Lugo ou Pampelune Ils ont contribué leur part pour promouvoir une cause que peu prendre en compte. Ce qui a été initiative basée sur? en adapter menus avec des pictogrammes pour autistics sont en mesure de commander votre repas. Si facile pour les restaurants d'avoir une lettre spéciale avec des dessins et des photos qu'il semble incroyable que très peu offre.

Menus avec pictogrammes

En fait, seulement il faut velcro, papier et des images réelles, qui sont utilisés lorsque le plat est difficile à expliquer avec Peintures-. et plus petit, plus de se débrouiller seuls, Ils ont du plaisir tout en faisant leurs commandes. Dans cette vidéo, une mère de deux enfants autistes nous montre comment:

L'autisme dans les restaurants espagnols

Le plus triste est que les familles comme celle-ci doivent apporter des lettres à la maison avec des menus différents pour que leurs enfants peuvent choisir ce qu'ils mangent; et parce que les grandes multinationales ne font pas. Sans aller plus loin, en Espagne presque, ils sont comptés sur les doigts les lieux qui offrent: uniquement 8 restaurants à Pampelune aider plus 350 navarrais jeunes atteints de TSA: El coin, cuisine Álex Múgica, Le moment, Le Mandarra de Ramos, El Kiosko, DeBoca, gril et doux PIO.

Une autre des rares provinces où l'on trouve de telles initiatives est Lugo. là, depuis la dernière Juillet, 26 Affaires à la disposition des convives ont adapté leurs cartes avec des pictogrammes. la collective capable ne cesse pas dans ses efforts pour augmenter ce nombre et invite tous ceux qui veulent participer gratuitement.

cartes spéciales pour autistes

Les initiatives qui aident les patients et leurs familles

Inmersos en un siglo tan avanzado en materia de tecnología, cabe destacar la existencia de una aplicación que facilita la búsqueda de establecimientos en los que los autistas se sentirán como en casa. Disponible para smartphones y tablets, Autism Village fue desarrollada por un padre que se percataba de la gran cantidad de cosas que su hijo se estaba perdiendo al no encontrarse integrado en la sociedad.

No es que esta app subsane el problema existente sino que, a modo de TripAdvisor, señala aquellos restaurantes, sitios de ocio y otros lugares públicos que los propios ciudadanos recomiendan desde la experiencia vivida en primera persona: trato recibido por parte de los trabajadores, detalles cuidados como la existencia de menús especiales o la ausencia de ruidos fuertes y luces muy brillantes.

En Massachusetts, Estados Unidos, un restaurante puso en marcha la actividad “Autism-Friendly Family Meal”. Coincidiendo con la celebración de Acción de Gracias, en 2014, la cadena Not Your Average Joe´s (NYA) decidió invitar a comer a una familia que tuviera algún miembro autista. A través de una página de Facebook cualquiera que reuniera los requisitos podía inscribirse y, tras una dura selección, se eligió a los primeros comensales. Tal fue el éxito que la excepción se ha convertido en algo habitual en NYA.

Los niños y sus acompañantes se muestran encantados al disponer de una atmósfera totalmente propicia: el personal se ha entrenado para tratar con enfermos de autismo y saber qué hacer en determinadas situaciones, el ruido es mínimo porque la comida tiene lugar en el momento de menos afluencia y se ofrece un menú libre de gluten.

El cine adaptado a niños autistas también es una realidad, aunque poco común, en diversos puntos de la geografía mundial. El último ha sido nuestro país, concretamente L´Hospitalet, en donde Aprenem -una asociación para la inclusión de personas con TEA- reservó dos salas de cine para que los pequeños con este trastorno pudieran ver una película de dibujos con total normalidad. Se creó un entorno apropiado para ellos: volumen bajo, luces tenues y la posibilidad de estar acompañados por sus progenitores.

Los padres estaban encantados de sociabilizar a sus hijos y satisfechos porque estos se podían mostrar tal y como son. Sin embargo, la falta de costumbre provocó que muchos no aguantaran ni 10 minutos sentados y que los que lo hicieron estuvieran más pendientes de lo que sucedía alrededor que de la propia película.

La incomprensión sigue siendo el punto débil

Existe aún mucho desconocimiento y falta de información sobre el autismo. Tanto es así que la mayoría de los ciudadanos no sabemos cómo enfrentarnos a ello cuando nos afecta. Sin ir más lejos, un comensal irrespetuoso con un camarero autista fue expulsado del restaurante y se le prohibió la entrada de por vida. Sucedió en Little Italy, Alaska, después de que el segundo se equivocara al servir la comanda y el primero perdiera los papeles, insultando y menospreciando aún a pesar de conocer el problema del trabajador.

El hecho de despedir a este cliente ha sido aplaudido en todo el mundo, pues en pocas horas esta historia se hizo viral. Como también ocurrió, aunque por todo contrario, con una mesera del restaurante Chili´s -en Utah- cuando Arianna -una niña con autismo- pidió una hamburguesa con queso y no fue lo que ella esperaba.

Esa cadena tiene la costumbre de cortar las hamburguesas por la mitad para que se cocinen mejor por lo que la niña, al verla partida, comenzó a llorar. Fue entonces cuando la camarera le pidió perdón por haberle dado una hamburguesa “rota” y le dijo que se la cambiarían por otra. Fue tan mágico para Arianna que antes de probar la nueva hamburguesa le dio un beso de lo más sincero.

En los restaurantes, como vemos, todo puede pasar: desde situaciones embarazosas que nos avergüenzan hasta bellas historias que nos conmueven. Aunque más para lo bueno que para lo malo, ya que pueden presumir de ser uno de los negocios que más apuesta por la integración social de los enfermos con TEA: menús especiales en su honor, cartas con pictogramas que facilitan la decisión de los pequeños y personal entrenado para tratar con ellos y atender sus peticiones. No es difícil, simplemente es cuestión de ponerse en la piel de los demás y pensar como ellos lo harían.

Rate this post

Sobre el autor

Graduada en Periodismo por la Universidad de Valladolid aunque es de Fabero (León). Trabajando desde hace muchos años en el sector de la hostelería. Futura experta en Periodismo Gastronómico y todo lo relacionado con los restaurantes, un mundo que la tiene fascinada. Sus otras pasiones: el rock y los deportes.

Suscríbete

Comments are closed.