fbpx Smiley

Le temps et le talent

0

RaffermirJosé María Guijarro-Docteur en économie, de l'Université de Valenceun mois: José María Guijarro est docteur en économie. Professeur de Business Unit et Directeur du Master en Innovation et Projet de développement des affaires Université Florida. Coordonne le laboratoire d'innovation et d'entrepreneuriat ValenciaLab.


Dans un monde où nous avons trop de tout, les entreprises ne survivent que ont une recette. Lorsque toutes les voitures, tous les téléphones, tous les ordinateurs, finalement, tous les produits, remplir leur fonction, la valeur n'est plus dans le matériel. Il est dans les idées, conception, principalement le service et la commercialisation. Cela dépend d'être créatif et d'offrir quelque chose de différent pour attirer les consommateurs fidèles et les employés avec plus de talent.

Le nouveau monde est différent. Oubliez le vieux monde. Oubliez ce que vous avez appris hier. Aujourd'hui, le cerveau humain supplante les moyens traditionnels de production: matière première, travail et le capital dur. Jusqu'à maintenant, pays ont été enrichis par une combinaison de ces médias traditionnels. Aujourd'hui, ces facteurs ne sont plus pertinents. Actuellement, vous pouvez non seulement obtenir riche en ressources naturelles, jusqu'à ce que le pape Jean-Paul II dans son encyclique 1991 conclu: « Il y avait un moment où le principal facteur de production était la terre, était alors capitale… Aujourd'hui, le facteur décisif est l'homme lui-même, c'est-à-dire, connaissance ". Donc, le succès d'une entreprise dépend d'un cerveau collectif. Maintenant, la connaissance est le pouvoir.

El rápido crecimiento de la Red (World Wide Web) ha hecho posible que todos puedan acceder a cualquier información desde cualquier lugar y en cualquier momento. En la actualidad, el conocimiento se transmite de forma inmediata e internacional. Los avances empresariales se dan a una velocidad desconocida hasta ahora. Las facultades y escuelas de economía dan a conocer sus conocimientos eficientemente. En la década de los sesentas, las escuelas de economía británicas contaban con 5.000 estudiantes de MBA. Hoy en día, la cifra asciende a 85.000. En los Estados Unidos 100.000 nuevos MBA se lanzan al año al mercado laboral y es posible que descubran que muchos de sus conocimientos estén anticuados antes de su graduación. También nunca se había abierto un espacio económico tan amplio. En los últimos cuarenta años, el comercio internacional ha crecido un 1.500 %. Hoy, cruzamos el mundo y sus siete mares y disponemos de canales vía satélite internacionales, compramos revistas de otros países, vemos programas de todo el mundo y escuchamos los discos más vendidos del planeta.

La realidad económica de nuestra época implica que toda empresa puede competir con otra. Todos competimos en el ambiente internacional. En este nuevo entorno, no podemos hacer negocios como antes. Necesitamos negocios inusuales, diferentes, innovadores, impredecibles y sorprendentes. Hacer algo que el mundo no haya visto antes. Innovar para, durante un corto espacio, llegar a tiempo, ser único y resultar altamente competitivo. Hoy, la diferenciación ha de surgir de otros campos, por ejemplo de la garantía, del servicio posventa, de la imagen, de la oferta de financiación y de aspectos intangibles. Y, por supuesto, en la gente. La gente puede hacer que su empresa, su producto y su servicio sean una opción única. La forma en que dirige y orienta a su equipo, en su trabajo, es clave a la hora de lograr o no buenos resultados.

El liderazgo y la gestión son más importantes que nunca. Vivimos en la época del tiempo y del talento, en la que vendemos tiempo y talento, explotamos tiempo y talento, organizamos tiempo y talento, y preparamos tiempo y talento. Por lo tanto, la gestión y el liderazgo son claves para lograr una ventaja competitiva. Le diferenciarán del resto de su competencia, la forma en que atrae, retiene y motiva a su personal, cómo trata sus clientes y proveedores que incluso es más importante que la tecnología. La forma en que se dirige y orienta a una empresa son elementos diferenciadores esenciales. Son la esencia de su exclusividad. Por eso, la gestión hoy más que nunca ha de convertirse en una “gestión humana”.

Rate this post

Sobre el autor

Firmas relevantes que comparten con los lectores del periódico sus experiencias y conocimientos sobre diferentes temas relacionados con los restaurantes.

Suscríbete

Deja un comentario