Smiley face

Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Instagram potencia sus opciones para restaurantes con nuevas herramientas y cursos de formación

0

Instagram nunca había sido tan necesario para los restaurantes. Desde que en 2016 comenzara a crecer explosivamente en número de usuarios, los negocios del sector no le han quitado el ojo de encima, decidiéndose finalmente a participar en la red social.

Todo lo que se necesita es un plato con buena presentación. Y es que es totalmente cierto que algunos comen con los ojos. A la buena mano a la hora de emplatar, hay que añadir una nueva tendencia que está ganando inercia últimamente, se trata de los Instagram stages o escenarios para Instagram, rincones bien iluminados, diáfanos y adecuadamente ambientados que pretenden ensalzar las cualidades del plato y del local que se está promocionando.

Para sacar el máximo provecho a la red social empleando mercadotecnia digital, se han llegado a impartir clases sobre las mejores formas de atraer clientes y aumentar el volumen de negocio usando la afamada plataforma. Puede parecer fantasioso, pero el pasado 30 de agosto en el International Culinary Center (ICC) de Broadway (Nueva York, EE. UU.), el jefe de mercadotecnia de productos de Instagram Business Platform, Mike Bronfin, mostró a los asistentes cómo incrementar los beneficios del local usando la red social.

Los eventos principales de la cita fueron los cursos de inicio explicando cómo transmitir la pasión por la comida a través de las redes y cómo poner en valor las ventajas que ofrece Instagram, los cursos avanzados con consejos especializados, el taller práctico en el que se usaron las historias de la plataforma como herramienta de mercadotecnia digital y los paneles que ejemplificaron varios casos de éxito, en concreto los de Union Square Restaurant Group, Tacocina y Marta; así como los de The Meatball Shop y Seamores.

En cualquier caso, y como ya adelantábamos al principio, las imágenes son las que hablan en instagram. Es por ello que las entidades detrás del ICC; esto es, el Instituto Culinario de América y el Instituto de Educación Culinaria, ofrecen cursos de estilo y fotografía profesional de alimentos. Las empresas estadounidenses no son ajenas a la importancia de este tipo de promociones y por ello las plazas se agotaron en dos horas. Por suerte, y debido a la demanda popular, aún se puede tener acceso de forma online al material utilizado durante las clases.

El interés suscitado tiene su fundamento en los datos de la red social. Según Bronfin un 40% de los usuarios de Instagram visitan al menos una vez al día el perfil de algún negocio. Lo que en términos absolutos supone ni más ni menos que 200 millones de visitas. Un volumen de tráfico que no es posible despreciar cuando se trabaja en un sector tan competitivo como es el de la restauración.

Lo mejor de todo es el llamado efecto volante de inercia (nomenclatura cortesía de Bronfin) que implica que dos tercios de las visitas que reciben los perfiles de negocios se refieren a no seguidores; es decir, que incluso sin acciones promocionales el perfil no está estático, sino que recibe tráfico a través de contenido relacionado, búsquedas orgánicas y etiquetas emplazadas en publicaciones de terceros.

Lejos de sufrir alguna desaceleración, se prevé que el crecimiento de Instagram continúe, afianzando a la plataforma en la segunda posición entre las redes sociales con mayor volumen de usuarios, y recortando distancias año tras año a su rival directo: Facebook.

Así pues, no se incurre en ningún riesgo al abrir y mantener un perfil en Instagram. Los negocios que todavía no se hayan registrado en la red social aún están a tiempo de subirse al tren y usar las nuevas herramientas que la directiva está espoleando.

La cuestión es: ¿cómo puede asegurarse el restaurador su porción del pastel en Instagram? Aparte de usar fotografía profesional y recibir formación en cuestiones de estilo, conviene conocer el funcionamiento de la aplicación. Por ejemplo, muchos restaurantes utilizan etiquetas populares para parasitar el interés que estas suscitan.

Las historias de Instagram, un modelo copiado hasta la saciedad por los competidores, permiten modelar la imagen de marca del establecimiento a gusto del propietario. Algunas de las plantillas más usadas para estas historias son perspectivas de cómo funciona la parte oculta al público del negocio, así como campañas que inciten a la acción del internauta. Un tercio de las historias logra generar mensajes directos de potenciales consumidores. Esto es perfecto para los negocios más pequeños, aunque los de mayor tamaño prefieren facilitar el acceso a una web propia con tan solo un gesto del dedo sobre la pantalla.

Instagram se puede usar para obtener valiosísimos datos sobre el mercado. Las historias también permiten hacer encuestas. En ellas, los usuarios votan una o más de las opciones seleccionables. Además de poder personalizar los servicios para satisfacer las preferencias de una comunidad, la clientela se siente más valorada, atendida e involucrada.

Por supuesto estos consejos son solo la guinda del pastel. Los usuarios más experimentados fidelizan personalidades y bloggers para maximizar la distribución de sus publicaciones. Otros espolean la participación con concursos. El copywritting profesional, en harmonía con la demografía objetivo y al grano, también tiene sus ventajas. La API de Instagram permite el desarrollo de herramientas y add-ons de terceros que convierten la mercadotecnia digital en la red social en una tarea mucho más sencilla, por ejemplo, automatizando la publicación del contenido y cerciorándose de que este llegue a los seguidores más interesados. Y sobre todo, lo más importante de todo es aportar un toque de originalidad a toda la actividad que se desarrolle en la web y espolvorear la identidad propia sobre la misma.

En resumidas cuentas, esto es lo que necesitas para triunfar en Instagram:

  • Crear un perfil. Aunque la competencia es feroz, la plataforma tiene muy buenas previsiones de crecimiento, por lo que aún estás a tiempo de sacar rendimiento a la plataforma.
  • Usar fotografía y estilo profesional. Debes mostrarte como una autoridad en tu oficio, y esto no se puede lograr comprometiendo los resultados por desatender los detalles. Conviene recibir formación profesional.
  • Conocer las herramientas básicas que ofrece la red: etiquetas, historias, encuestas, enlaces y mensajería.
  • Utilizar los recursos avanzados pensando fuera de los marcos preestablecidos para lograr una ventaja competitiva respecto a otros negocios rivales.

Si después de leer esta entrada te decides a explorar Instagram, te deseamos buena suerte. Ojalá pronto estés compartiendo con nosotros tu caso de éxito.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario