fbpx Smiley face

La gestión de la terraza y listas de espera digitales serán claves para la recuperación de los restaurantes

0

La segunda ola del coronavirus ha traído de nuevo cierres en la hostelería. El descontento se ha hecho notar en las manifestaciones organizadas por la patronal y en las quejas que se le han hecho llegar a las administraciones en forma de demandas contra el Estado y las CCAA.

Ahora que la incidencia acumulada comienza a descender por todo el país, muchos profesionales están sopesando qué opciones tienen para recuperar el negocio que dejaron de percibir los meses anteriores.

Algunas grandes celebraciones están ya a la vuelta de la esquina. La Feria de Abril, la Semana Santa y las Fallas de Valencia representan excelentes oportunidades para recuperar el aliento y hacer caja. ¿Cómo se puede aprovechar al máximo lo efímero de estos eventos?

Algunos restaurantes han comenzado a entablar colaboraciones con socios tecnológicos para aumentar el volumen de negocio que atienden. Además de las plataformas de reparto bien conocidas, hay partners que ofrecen ventajas adicionales e integrales. Es el caso de Waitry, empresa con sede en Madrid y Argentina, que cuenta ya con casi 3.000 establecimientos adheridos repartidos principalmente en España, Francia, Argentina, México, Colombia, Uruguay y Chile.

La principal ventaja de esta plataforma de pedidos online es la digitalización de pedidos desde la mesa y servicio en el restaurante, y lo más importante, sin comisiones, ofreciendo pago sin contacto, avisador de clientes y llamador de camareros, 100% integrado a los principales TPV y medios de pago del mercado.

De acuerdo con declaraciones de Alejandro Etchegoyen, fundador y actual director ejecutivo de Waitry, la app móvil «Incrementa la frecuencia de pedidos […] hasta un 20% y el valor de la cuenta hasta un 70%». O lo que es lo mismo, los restaurantes pueden llegar a incrementar un 34% su caja respecto a su modo de operación normal o tradicional.

Aunque puede aparentar un valor increíble, hay que tener en cuenta que para muchos jóvenes, pioneros en la adopción de nuevas aplicaciones y plataformas web, si un restaurante no tiene un perfil digital prácticamente no existe. Las reglas del juego ya estaban cambiando antes de la pandemia, pero ahora se han inscrito en piedra: el delivery es fundamental para los hosteleros del siglo XXI.

Gestionar de forma eficiente los pedidos online que llegan para reparto a domicilio o takeaway puede ser una tarea desafiante para muchos profesionales. Por eso es de agradecer que aplicaciones como Waitry no se limiten a ejecutar las órdenes de pedido, sino que también ofrezcan toda una serie de herramientas de control orientadas a la gestión integral, el seguimiento y la trazabilidad. Tanto el consumidor como el restaurador se pueden beneficiar de estas funciones.

Por otra parte los restaurantes que puedan abrir sus puertas estas semanas querrán reclamar sus espacios como seguros. Aunque el hartazgo se hace eco en la población, la desconfianza todavía perdura. Los comensales temen contraer la COVID-19 en los lugares frecuentados y los restaurantes, pese a las restricciones de aforo, lo son.

Por este motivo algunos locales han optado por recurrir a purificadores de aire, filtros de nivel hospitalario para sus sistemas de ventilación, linternas UV para desinfección y otros protocolos de higienización.

Una de las medidas que más elogios suscita es la filosofía contactless. Básicamente, se trata de minimizar las superficies de contacto compartidas entre clientes, así como entre plantilla y visitantes. Uno de los objetos más conflictivos son las cartas. A menudo se pasan de unas manos a otras y esto incrementa el riesgo de contagio.

Para qué consultar el menú no sea un problema, diversas empresas facilitan software con el que crear nuestros propios menús digitales. Entre ellas Waitry. El modelo de Etchegoyen es accesible vía código QR si el cliente está en el propio local o desde la app móvil. Además de contar con todos los beneficios habituales en estos sistemas (listado de artículos y precios actualizados, información detallada en uno o más idiomas, optimización de ítems, etcétera), el suyo cuenta también con la opción de ejecutar pagos y pedido contactless, sin filas, esperas, aglomeraciones ni errores y completamente integrado en TPVs.

Hacer que la experiencia del consumidor sea más cómoda manteniendo el distanciamiento recomendado y minimizando las interacciones puede convertir esos pocos consumidores aventurados en negocio recurrente o faros de esperanza. ¿Qué ocurre cuando los clientes regresan a su entorno satisfechos? Su perspectiva positiva anima a otros a volver a la normalidad.

Una vez levantadas las restricciones asociadas a la segunda ola cada granito de arena contará, por lo que es menester no despreciar el efecto de bola de nieve de la publicidad boca a boca sobre nuestro negocio.

El hostelero que busque rentabilizar al máximo su local durante los próximos meses debe contar también con su aliado el astro rey. El invierno comienza a suavizarse y la soleada primavera ya está a la vuelta de la esquina. Antes de que nos demos cuenta tendremos días luminosos y acalorados.

Con estas condiciones, es de vital importancia optimizar la configuración y administración de la terraza. Además, contando con soluciones tecnológicas como Waitry podemos establecer una lista de espera digital con la que los internautas interesados pueden consultar el estado del aforo en el restaurante y cuándo pueden acceder a él. Una herramienta análoga, orientada a la gestión de mesas al aire libre, ofrece la misma información sobre el estado de las terrazas.

Waitry se cerciora así de que los espacios interiores, y especialmente lo exteriores, se usen a máxima capacidad, mas siempre respetando la normativa anti-COVID-19 vigente.

Pero sin duda alguna la metodología más poderosa a la hora de garantizar que el restaurante haga caja es la fidelización de la clientela. Se puede hacer de forma tradicional, pero la filosofía contactless nos recuerda que una versión digital de estos sistemas puede ser percibida con mejores ojos por parte de los usuarios.

Integrar un programa de fidelización por recompensas en la aplicación propia del restaurante puede ser costoso incluso si se recurre a plug-ins distribuidos bajo licencia. Siguiendo con el ejemplo de Waitry, este socio tecnológico se ha adelantado a las necesidades de los hosteleros para ofrecer un programa de puntos orientado a la fidelización de los clientes. Esta herramienta puede usarse para conceder descuentos, regalos o cupones a aquellos clientes que visiten el establecimiento con frecuencia.

Digitalización de los pedidos, soluciones contactless para menús y pagos, optimización del aforo en comedores y terrazas, planes de fidelización por puntos, promociones y festividades. Estos serán los grandes aliados del restaurante durante una remontada que no es opcional, sino necesaria. Programas como Waitry o similares pueden ayudarnos a elevar nuestro porcentaje de éxito en tan difícil campaña.

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario