Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

La productividad del trabajador se dispara si la empresa le ofrece comida gratuita y saludable

0

Que las comidas de trabajo en comedores ofrecidas por la empresa son valiosas para los empleados no es ningún secreto. Son muchas las ideas basadas en este sencillo concepto que permiten mejorar desde las relaciones laborales hasta la salud de los empleados, aunque, claro está, la mejora de la productividad es la guinda del pastel para los directivos.

Lo que faltaban eran números. Ahora, gracias a ZeroCater, una empresa especializada en ofrecer servicios de catering a empresas que opera en las mayores metrópolis estadounidenses (San Francisco, Nueva York, Austin, Chicago, Washington y Los Ángeles), tenemos datos que atestiguan las bondades de estas iniciativas.

En un estudio estadístico realizado recientemente, ZeroCater entrevistó a un centenar de personas entre los cuales se encontraban representados trabajadores de oficinas y supervisores. Los resultados, publicados como comunicado de prensa el trece de febrero, son reveladores.

Cómo el catering a empresas puede mejorar el ecosistema corporativo

En primer lugar, el porcentaje de trabajadores que califican su empresa con un notable o un sobresaliente coincide prácticamente con el porcentaje de empleados que tienen acceso a comidas gratuitas o aperitivos para picar entre horas sin tener que apoquinar ni un penique.

En este sentido, un estudio previo promovido por la empresa de reparto domiciliario de frutas y hortalizas Peapod demuestra que el ratio de operarios ampliamente satisfechos con su empresa pasa de un 56% a un 67% cuando se tiene acceso a comida sin coste para el consumidor, y ese 11% de margen no es baladí: el bienestar en el trabajo se traduce en un aumento de la eficiencia y la productividad en el puesto.

El valor obtenido por ZeroCater (75%) se corresponde con este efecto, el cual tiene todas las trazas de potenciarse en el futuro, especialmente porque los millenials juzgan que tener acceso a alimentos gratuitos en el lugar de trabajo es una cuestión muy importante.

Aquellas oficinas que han mudado su enfoque con base a estos datos han experimentado cambios radicales. Beth Monagham de InkHouse ha sido una de las pioneras que han accedido a probar las bondades de la comida gratis en el trabajo. Confiesa que provoca que los trabajadores “tengan más ganas de regresar al trabajo” y confirma el buen saque de las nuevas generaciones “para muchos de los millenials que acuden al trabajo actualmente es la norma, en cierto modo tienes que cumplir sus expectativas”.

Es cierto, un 48% de las personas en búsqueda de empleo afirman tomar en consideración los beneficios adicionales que el trabajo conlleva, y entre ellos se encuentran los snacks gratuitos No son muy diferentes los porcentajes entre aquellos que ya tienen un puesto: un 38% coloca estos bonus entre las tres bonificaciones adicionales más importantes que la corporación puede aportar. En general, el picoteo y las comidas de empresa son importantes para un 78% y un 88% de los trabajadores respectivamente.

La implicación de los empleados, entre las mayores ventajas

Y entre las principales armas de retención que pueden blandir los negocios se encuentran las comidas de trabajo, pues un 67% de los empleados aseguran que el catering gratuito dentro de la empresa es una de las razones por las que no abandonan su puesto. Al fin y al cabo un 76% de ellos entiende estas comidas gratuitas como un gasto ahorrado que pueden contabilizar como parte de sus honorarios mensuales.

La satisfacción del trabajador no es el único aspecto que está en juego. El catering a empresas suele lograr invadir nuevas oficinas gracias a las promesas en términos de productividad. Comer en el trabajo permite dar continuidad a las discusiones entre colaboradores confiriendo cohesividad a las mismas y además permite que intercedan trabajadores de otros departamentos que pueden ofrecer perspectivas tangenciales, inexploradas o directamente antagónicas, las cuales aportan gran valor al intercambio y robustecen la solución final alcanzada.

La productividad también está estrechamente relacionada con las conexiones personales, la camaradería y la comodidad existente entre los diferentes asalariados. En lo tocante a este aspecto, un 90% de los encuestados por ZeroCater indicaron que las comidas de trabajo habían afectado positivamente sus relaciones laborales con colegas de oficina.

Entorno seguro, rápido y saludable para los trabajadores

De igual modo, aumenta la eficiencia. Quedan en el olvido las estampidas a la hora de comer en busca de los mejores restaurantes de la zona, las colas de empleados que quebrantan la paciencia del más pintado o verse obligado a comer cualquier cosa en un garito de tres al cuarto.

Las comidas en el trabajo ofrecen un entorno seguro, rápido y saludable para que el equipo humano de la compañía no se estrese a la hora de comer. El 88% de los empleadores opinan que los servicios de catering a empresas ahorran tiempo, y el 70% del equipo humano agradece que así sea.

Preocupación por la alimentación saludable y equilibrada

Aparte, los estándares de belleza victorianos con estampas rollizas hace mucho que se han superado. Hoy más que nunca, se busca una figura definida y estilizada. Los comensales quieren que los servicios de catering a empresas les den la oportunidad de cuidar su figura y bienestar con comida realmente sana.

El 65% de los empleados considera que disponer de alimentos sanos para comer entre horas es importante, mientras que algo más de la mitad cree que los aperitivos les ayudan a mantenerse saludables.

Aquellos que tengan hábitos menos saludables pueden mejorar su salud. Peapod ha logrado evitar el consumo de bebidas carbonatadas entre los trabajadores a los que sirve; las ha sustituido por batidos y zumos naturales repletos de vitaminas y azúcares frutados. Una alimentación más equilibrada puede aumentar hasta un 20% la productividad al mejorar el estado de ánimo y la energía del comensal.

Las empresas de catering han de valorar las necesidades nutricionales, pero también deben tener en consideración los hábitos de alimentación derivados de creencias religiosas, enfermedades o convicciones éticas.

Es de vital importancia poder ofrecer menús personalizados para celíacos, intolerantes a la lactosa, judíos practicantes que requieran comida kosher o veganos. El 55% de los participantes en la encuesta de ZeroCater así lo hicieron constar. Además, un porcentaje algo menor (41%) puede requerir información adicional sobre los ingredientes usados, como por ejemplo la procedencia de los mismos.

Sin embargo, los atributos más determinantes para que los servicios de catering a empresas se consideren un rotundo éxito son la calidad de las comidas y la variedad de las mismas. A ello se suma el ahorro previamente mencionado que puede rondar los 60€ al mes. Puede parecer poco, pero dado que es un gasto recurrente se convierten en 720€ al año. Seguro que a más de uno se le ocurre un mejor destino para tal cuantía.

Posibilidad de negocio para los restaurantes

Muchas de las compañías especializadas en servicios de catering a empresas no cuentan con cocinas propias. Estas empresas entablan relaciones de colaboración con restaurantes de la zona. La compañía de catering se encarga de negociar con la corporación que desee mejorar las comidas de trabajo, realiza la recogida de los menús en los restaurantes y la entrega de los mismos en las oficinas de destino.

Así, para muchos restaurantes, unir fuerzas con una de estas iniciativas significa aumentar el volumen de negocio. ZeroCater reporta que las grandes compañías están gastando entre 24800 y 3750 dólares por comida.

Aunque es la asignatura pendiente, algunas compañías no solo ofrecen un menú a mediodía, sino que los trabajadores pueden disfrutar de igual manera de un desayuno completo.

Pero la posibilidad de negocio para los locales de restauración no acaba ahí. Cerca de un tercio de los encuestados insiste en querer probar lo último en aperitivos, y otro tanto quiere descubrir nuevos snacks. Está búsqueda de la novedad no ni inherente a los tentempiés ni un sentimiento único. A la búsqueda se une el descubrimiento.

Dos tercios de los empleados dicen haber visitado posteriormente alguno de los restaurantes de los que han recibido comida, y un porcentaje similar ha comprado nuevos snacks en las tiendas tras haberlos probado por primera vez en el trabajo.

Existe la posibilidad de aumentar la clientela de los restaurantes gracias al catering para empresas. Los empleados pueden descubrir nuevos establecimientos en los que degustar sus platos favoritos, y los restaurantes se pueden beneficiar al encontrar clientes afines en las empresas para las que cocinan. Un claro escenario en el que todo el mundo gana.

La productividad del trabajador se dispara si la empresa le ofrece comida gratuita y saludable
4 (80%) 2 votes

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario