Smiley face

Las 7 principales aplicaciones de la inteligencia artificial en los restaurantes en 2021

2

La inteligencia artificial y el aprendizaje de máquina son dos metodologías de programación que permiten que el software mejore su eficiencia en el tiempo. Cuanto más se usa la herramienta en cuestión, mejor hace esta su trabajo.

Aunque todavía queda mucho para que el calificativo inteligente cobre verdadero sentido, en los últimos años estamos siendo testigos de auténticos avances en este campo. Así, la barrera de acceso de la IA es cada vez menor, y el número de aplicaciones concretas se ha disparado.

Dichas aplicaciones afectan a todo el tejido socieconómico del planeta, y por ende, los restaurantes también se están viendo beneficiados de la revolución. En concreto son siete puntos los que mayor atención están recibiendo por parte de los desarrolladores de IA. Veamos cuáles son.

1.- Pronósticos de ventas y planificación predictiva

El tiempo atmosférico, los grandes eventos que se dan en torno a la ubicación del restaurante, los horarios de trabajo de las oficinas cercanas, el número de familias frente a personas solteras, el tráfico, el sentimiento económico en redes sociales y noticieros… Todos estos parámetros afectan las ventas en un restaurante. Es prácticamente imposible para el restaurador cuantificar cómo cada uno de estos aspectos contribuyen, por lo que es necesario emplear una metodología diferente si se quiere aprovechar esta información.

El aprendizaje de máquina, uno de los módulos principales que componen la IA, permite al software unir cabos que, desde una perspectiva humana, parecían no estar ahí. De este modo el restaurador puede obtener predicciones comprensibles con las que gestionar su avituallamiento, carta o precios.

2.- Gestionar los recursos humanos

Con personal que entra y sale a diferentes horas, trabajadores a tiempo parcial que solo están disponibles algunas horas del día y múltiples otras complicaciones que se derivan de la necesidad de reponer asalariados a gran velocidad, la inteligencia artificial ofrece ya un forma de controlar todas las funciones típicas de una oficina de recursos humanos sin perecer en el intento. Dejar estas tareas en manos de una IA consumo mucho menos tiempo, incurre en menos errores y puede incluso ayudar a optimizar la operación del local. Además, en aquellos lugares con una robusta legislación de protección para los trabajadores, la IA puede evitar problemas de índole legal.

3.- Asistentes virtuales

Lo que inicialmente apareció como una curiosidad para techies se está convirtiendo de modo lento pero seguro en un elemento más de muchos hogares modernos. Los asistentes virtuales como Google Home o Alexa de Amazon son de gran utilidad para particulares, pero lo son aún más para las empresas. Además de una vía adicional para gestionar las relaciones clientelares o los pedidos online, los restauradores pueden usar los asistentes virtuales para automatizar procesos por voz o interactuar con diferentes electrodomésticos inteligentes que estén en uso en el establecimiento.

4.- Predicción mercadotécnica

El marketing digital parece sencillo hasta que se comienza a ahondar en él. Cuando las pequeñas complicaciones emergen y los resultados de una acción ya no resultan tan claros, es el momento idóneo para recurrir a la inteligencia artificial.

De este modo se pueden probar las promociones, ofertas y demás descuentos temporales, por ejemplo, para conocer de antemano cuál es el efecto económico previsible de este tipo de sobreesfuerzos.

Herramientas similares se pueden utilizar también en las redes sociales para optimizar nuestras publicaciones y cosechar tantas interacciones como sea posible.

5.- Terminales punto de venta y control de inventario

Una buena integración entre el terminal punto de venta del establecimiento y la inteligencia artificial permite realizar un seguimiento en tiempo real de los platos que salen de la cocina. Esto a su vez se traduce en conocer el estado de la despensa en cada instante.

Con un buen sistema de comunicación instalado, es posible comprar en tiempo real aquello que sea necesario reponer, y además puede hacerse por el menor precio posible al comparar instantáneamente en diferentes proveedores.

Esta tecnología reduce ineficiencias, elimina la necesidad de que haya una persona humano realizando labores de gestión y además minimiza la incidencia de errores u omisiones. ¿Alguien olvidó encargar cierto ingrediente? Si se usa una IA eso es un error del pasado.

6.- Robótica

La robótica empieza a hacerse un hueco en muchos restaurantes. Esta puede estar implementada de mil y una maneras. Por ejemplo mediante máquinas expendedores automatizadas, robots de camarería, brazos articulados en la cocina, androides en recepción o vehículos autónomos para reparto domiciliario de pedidos.

La IA es una parte integral de estas soluciones. Sin ella los robots funcionarían de un modo mucho menos versátil. La IA para robótica ya se usa en diversos restaurantes, y cada vez la veremos en más ocasiones, pues la robótica se expandirá durante esta década con gran fuerza por todo el mundo.

7.- Kioscos de autopedido

Ya han aparecido en el mercado los primeros kioscos de autopedido dotados de inteligencia artificial. A menudo identifican al cliente y se basan en su historial previo de consumiciones para maximizar su nueva comanda. El software empleado en estas ocasiones utiliza también macrodatos locales para cruzarlos y mejorar sus propuestas. Las cadenas de comida rápida que ya están empleando esta nueva generación de kioscos de autopedido reportan cuantiosos beneficios.

La IA es una de las tecnologías que dinamizan la transformación digital de los restaurante este 2020, y sin duda lo seguirá haciendo en años venideros.

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

2 comentarios

  1. La inteligencia artificial ha venido para quedarse y puede que sea más necesaria ahora que antes. Bookline ofrece un asistente virtual que responde al teléfono en el restaurante y automatiza las reservas. ¡Muy útil para cuando está el restaurante cerrado o durante el turno y no das abasto!

Deja un comentario