Smiley face

Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Las ventas en el sector de la restauración aumentaron 10.000$ millones en EE. UU.

0

Con todos los resultados económicos del ejercicio anterior, Technomics ha publicado su reporte anual sobre el estado del sector de la restauración en EE. UU.

El informe, titulado Top 500 Chain Restaurant Advance Report, pone de manifiesto el crecimiento del volumen de negocio percibido por la restauración organizada y los restaurantes independientes en el ámbito de los Estados Unidos.

Concretamente el crecimiento en los ingresos se sitúa ligeramente por encima de los tres puntos porcentuales; de acuerdo a lo recogido en el estudio de mercado, el sector aumentó en un 3.3%.

En números absolutos esto representa 10 000 millones de dólares adicionales. Se pasa así de los 308 000 millones a los 318 000 millones actuales.

Los resultados económicos de 2018 marcan un cambio de rumbo para los negocios de restauración, que habían pasado por un mal trago en 2017 con numerosas declaraciones de bancarrota en grandes marcas así como una ralentización en el número de ventas, caso por ejemplo de Starbucks que acabaría viéndose obligado a competir en el mercado asiático para mantener su crecimiento.

No obstante, estos resultados económicos siguen estando lejos de los deseables. Todavía se percibe una ralentización con respecto al crecimiento que venía experimentando la industria en ejercicios anteriores, aunque si es cierto que esta ralentización ha decrecido un 40%, todavía no se experimenta un crecimiento acelerado.

Dado que estamos en pleno cambio de paradigma respecto al modo en el que se usan los restaurantes, cabría esperar que el rendimiento neto en este periodo fuese magnífico. Motivado por los cambios en movilidad, takeway, pedidos online, reparto domiciliario de comida y drive-thru, el crecimiento es patente, ¿pero hasta cuándo?

Muchas de las marcas más importantes del sector no pueden hacer previsiones a largo plazo. Durante el próximo lustro el crecimiento debería mantenerse de forma sostenida en torno a los valores actuales. Un ambiente propiciado por las nuevas costumbres de los usuarios: aquellas listadas en el párrafo superior.

Dada esta incertidumbre a largo plazo, algunas compañías de restauración organizada prefieren posicionarse de forma ventajosa respecto a los competidores del mercado como estrategia empresarial.

Por eso no es de extrañar que el informe de Technomics ponga de manifiesto también un baile entre las cadenas que ocupan los cinco primeros puesto de los 500 restaurantes con mayores ingresos de EE. UU.

Así, cabe destacar el progreso de la cadena especializada en pollo frito Chick-fil-A. Esta marca se cuela en el top cinco superando a otros dos gigantes bien conocidos: Burger King y Wendy’s. Lo han logrado después de marcar un año aplastante con un crecimiento respecto a 2017 un 13.5% superior.

Cabe resaltar este hecho pues además Chick-fil-A se corresponde con la cadena de restauración que menos establecimientos tiene en suelo estadounidense entre aquellas que figuran a la cabeza de la clasificación.

Según los responsables de comunicación, el buen servicio es lo que les ha permitido hacerse un hueco en el top cinco.

El resto de datos presentados muestran pocas variaciones con respecto a otros años. McDonald’s vuelve a liderar el sector restauración gracias a sus 13 914 locales que repercuten un volumen de negocio total por valor de 38 500 millones de dólares.

A la zaga le van Starbucks, Subway, y Tacobell. La cola del top 10 está formada también por otras tres marcas muy conocidas en todo el mundo Dunkin’ Donuts, Domino’s y Panera Bread.

En cuanto a la segmentación por nichos, se evidencian diferencias en el ritmo de crecimiento de los diferentes segmentos del sector restauración. El incremento de volumen de negocio asociado a las comidas casuales es el más marcado con mucha diferencia. Se trata de una subida porcentual de ocho puntos y medio, este tipo de comidas crece un 50% más que el segmento perseguidor, las comidas de lujo.

Claros ejemplos de que las cosas van bien en los restaurantes de comida casual son los buenos resultados obtenidos por Chipotle Mexican Grill, Panda Express, Zaxby’s y Raising Cane’s.

Según algunos analistas de mercado, el buen hacer de los restaurantes durante el pasado 2018 no tiene que ver únicamente con los cambios drásticos que se están dando en el entorno empresarial en el que estos están sumergidos. Al mismo tiempo que tiene lugar la transformación digital y tecnológica de los restaurantes, un ambiente de calma financiera permea todas las esferas de la economía, incluida la percepción sobre la actualidad por parte de la clientela.

Dado que es mayor el número de personas que se sienten positivas sobre el devenir de la economía, también es mayor el número de consumidores que se animan a comer fuera de casa. Así, cabe esperar que el ejercicio de 2019 sea también positivo para el mundo de la restauración.

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario