Smiley face

Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Los pagos móviles serán la próxima gran revolución tecnológica en la restauración

0

Tomando como ciertas las aserciones realizadas desde Business Insider, en las cuales se declara que en 2025 el 75% de las transacciones se realizarán de forma digital, sin que haya efectivo implicado, queda meridianamente claro que es de vital importancia ofrecer la mayor eficiencia posible a la hora de pagar de forma digital. Y además, con un plazo tan reducido de tiempo, no se puede esperar a hacerlo.

Para lograr este cometido, el de la eficiencia, es importante disponer de tantos métodos de pago como sea posible. Solo así se podrá dar servicio a la mayoría de los consumidores y solventar problemas que emerjan in situ y sin aviso previo, como por ejemplo el bloqueo de una tarjeta bancaria o un monedero de criptodivisas que desadvertidamente ha quedado sin fondos.

Pero sin duda, uno de los motores que dinamiza la transformación tecnológica del restaurante en este 2019 es la tecnología de pagos móviles.

Para comprender el escenario tenemos que dirigirnos a EE. UU. En el país americano el uso de la tarjeta de crédito, un método de pago utilizado de forma generalizada por la población adulta, incurre en gastos adicionales para el receptor del pago. Por ello, con cada transacción que se realiza en el restaurante de este modo, el restaurador se ve obligado a asumir una pérdida o a transferir la diferencia de la misma al comensal, encareciendo efectivamente su servicio.

Por suerte en Europa no tenemos que preocuparnos de este tipo de prácticas ya que la normativa europea promovida por la Comisión Europea protege al consumidor impidiendo que las entidades bancarias saquen tajada simplemente por usar la tarjeta.

Esta defensa que nuestro gobierno ha hecho en nombre de todos los ciudadanos, no ha tenido lugar, ni es previsible que lo tenga, en Estados Unidos. Pero no ha hecho falta que ningún organismo regule o sancione a las financieras, ya que ha surgido un movimiento que aboga por pasar a un sistema mucho más respetuoso con el empresario y con el consumidor.

Se trata de los monederos propios. Así, los pagos móviles no son diferentes de las cuentas a las que podemos añadir fondos para alquilar películas online, comprar videojuegos o disponer de dinero en un mercado inherentemente digital como pueda ser ApplePay, Android Pay o Samsung Pay.

El uso de esta tecnología para restauración es ahora posible ya que los gerentes de los restaurantes saben que el terminal móvil, o un dispositivo con funciones análogas, es electrónica de consumo omnipresente e ubicua.

Según la firma de análisis Deloitte Global, en solo cuatro años el número de adultos que usan móviles inteligentes alcanzará el 90 por ciento, y estas personas interactuarán con el aparato hasta en 65 ocasiones cada día. Los pagos móviles formarán parte de estas retahíla de interacciones, sin duda.

En todo caso, las razones que espolean el cambio no son solo puramente económicas. También hay quien aprecia la velocidad, comodidad y seguridad de los pagos móviles por encima de otras formas de pago.

En concreto, los pagos NFC (por proximidad con el móvil) han hecho que todo el proceso sea mucho más rápido. Y mientras que el robo de una tarjeta significa que seguramente esta sea clonada, un móvil que ha caído en las manos de un amigo de lo ajeno es poco más que un ladrillo gracias a todos los sistemas de seguridad que estos terminales llevan implantados (contraseñas alfanuméricas, geométrica, reconocimiento morfométrico para huellas digitales o para rasgos faciales, etcétera).

Finalmente, el uso de los pagos móviles está siendo adoptado a gran velocidad gracias a que los restauradores que ya lo han probado reportan un aumento de sus ventas. El 80 por ciento de los negocios que implementan el sistema reconoce haber aumentado su volumen de negocio gracias a la mejora de eficiencia en las comunicaciones entre el personal, un mejor control de las comandas, un mejor análisis de los datos de consumo de la clientela y una atención ultrapersonalizada. Es decir, el uso de los pagos móviles permite reducir el tiempo de atención y dedicar esos instantes ganados a otras tareas más productivas, y el método de pago sirve también como herramienta de análisis de mercado y recopilación de datos.

Por todo ello, no sería raro que, pese a que en España no hay problemas con los sobrecargos de las tarjetas de crédito, los pagos móviles pudieran irrumpir con fuerza igualmente.

Los pagos móviles serán la próxima gran revolución tecnológica en la restauración
5 (100%) 4 vote[s]

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario