Smiley face

Los restaurantes convertidos en autocines, la nueva moda que triunfa en la era Covid19

2

Las formas de socializar están siendo modificadas por la pandemia del coronavirus en todo el mundo, y ello está afectando al núcleo central del origen de los restaurantes, donde ponen el contexto a esa experiencia gastronómica con altas dosis de este componente y que el distanciamiento social impide en la mayoría de los casos.

No tengo ninguna duda, que esta situación, va a agudizar el ingenio del sector para intentar paliar este complicado momento con diversas formas creativas, que permitan a los clientes disfrutar de la gastronomía en entornos sociales alternativos y seguros.

Pues parece que ya tenemos un ejemplo de ello, y es que se está poniendo de moda en muchos países, en restaurantes con amplios parkings, proyectar películas a modo de los viejos autocines que todos conocemos, y que permiten al cliente, además de disfrutar de su cena, entretenerse en familia o en pareja, sin dejar de cumplir las pautas obligatorias del distanciamiento físico para frenar la propagación del COVID-19.

Los autocines tuvieron un gran apogeo en la década de los años 70 y algo de los 80, pero varios factores como la disponibilidad en casa de televisores en color, los reproductores de vídeos y el auge de los videoclubs contribuyeron a su declive.

Muchos restaurantes están convirtiendo sus zonas de estacionamientos en cines al aire libre, y al parecer con un gran éxito de público según muchas de las publicaciones que inundan las redes sociales, ofreciendo una interesante oportunidad a las parejas y las familias que anhelan salir a cenar fuera de su hogar.

Ahora, que en muchos países del mundo se acerca el buen tiempo, parece que el recuerdo de aquellas cenas de verano de noches estrelladas en el coche son un gran reclamos para jóvenes millennials, que muchos de ellos ni siquiera conocían esta alternativa, pero que la encuentran muy divertida y, por supuesto, muy instagrameable.

Todo ello, se ha visto favorecido por el cierre de cine, teatros y cualquier recinto que albergue un evento, provocado por la crisis del coronavirus, que ha oscurecido miles de salas en todo el mundo.

Esta situación parece que ha motivado el renacer de la experiencia del autocine, como una opción de ocio viable que permite una cierta aglomeración de personas, pero que a la vez, respeta las pautas del distanciamiento físico establecido por las autoridades.

“Queremos que la gente disfrute saliendo de sus casas, pero en un ambiente seguro. Las familias pueden estar en el automóvil, dos adultos en el asiento delantero, y dos niños en la parte trasera, en definitiva es estar como en casa pero en el coche y además con una sensación de salir de excursión con la familia” comenta el propietario de uno de estos autocines.

Sin duda alguna, esta medida no puede ser extrapolada a algunos países, donde las estrictas medidas de confinamiento impiden que los restaurantes, ni siquiera puedan estar abiertos, como sucede en el caso de España.

En la era de Amazon Prime, Netflix o HBO, donde encuentras miles de películas en múltiples formatos a golpe de clic, parece que rescatar los viejos autocines y que además incluyan una experiencia gastronómica, está siendo todo éxito. Y es que, en esta situación, cualquier pequeño atisbo de socialización y de ocio en común supone una enorme ventaja.

Pero como una imagen vale más que mil palabras, gracias al medio digital The Atlantic, aquí tienes 16 imágenes de espectadores disfrutando de su experiencia gastronómica y cinematográfica en diferentes países del mundo.

EE.UU (Utah)

EE.UU (California)

ALEMANIA (Essen)

COREA DEL SUR (Seoul)

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

2 comentarios

Deja un comentario