fbpx Smiley face

Los robots de reparto de comida llegan a la Universidad

0

Los malos datos de la pandemia no parecen ser impedimento para que el mundo de la hostelería siga su imparable transformación digital y tecnológica hacia un modelo más automatizado, virtual y robótico.

En el campo de los robots para restaurantes, ya hemos visto muchas soluciones de reparto aplicadas a pequeña escala en EE. UU. Por ejemplo, los modelos de Kiwibot operan en Nuevo México, Florida y California, entre otros estados, desde hace años. No es el único. La competencia por hacerse con este mercado es feroz y han surgido numerosas alternativas. Doordash, FedEx, Amazon, Bosch y otras marcas también han lanzado sus modelos al mercado.

Entre los pocos que han logrado poner en funcionamiento un robot de reparto está Starship Technologies, la start-up tecnológica que ahora se encarga del reparto de comida dentro de los campus universitarios estadounidenses. Este otoño llega a Kentucky.

El desembarco de Starship Technologies en Kentucky

La Universidad de Kentucky será el decimoctavo campus donde funcionará el robot de reparto de Starship Technologies. La rectoría de la universidad ha firmado un convenio de cooperación con la empresa de robótica para que una flota de 30 vehículos autónomos rueden con total libertad por el terreno ocupado por las siete facultades escogidas para esta prueba piloto.

Los estudiantes de la Universidad de Kentucky podrán hacer su pedido online en algunos de los restaurantes más demandados de la zona. Starbucks, Auntie Anne’s, Subway y Panda Express ya están disponibles. Los universitarios disfrutarán de este servicio gracias a UK Dining, un servicio propio de la institución académica. Sus pedidos les serán enviados al punto de entrega escogido a través de uno de los curiosos robots de Starship. No podrán pedir a cualquier hora, pero los horarios disponibles son suficientemente flexibles como para que, de momento, no haya habido quejas.

El responsable de ventas de Starship Technologies comenta satisfecho que en la empresa están muy emocionados por llevar el robot de reparto a Kentucky. «UK tiene un impacto significativo que se extiende por el estado y más allá. Estamos ansiosos de servir a los estudiantes en el campus y presentarles esta nueva tecnología. Confiamos en que nuestros robots serán recibidos calurosamente y que los estudiantes apreciarán la comodidad del reparto de comida por encargo», decía en una entrevista.

UK Dining o la app de Starship Technologies

Aunque es posible emplear los servicios de UK Dining como ya venían haciendo antaño, Starship Technologies ha digitalizado todo el proceso para que los consumidores se aprovechen de la eficiencia que ofrece la Nueva Hostelería.

Los usuarios solo tienen que descargar la app de Starship Deliveries en sus terminales móviles. Esta aplicación está disponible tanto para celulares basados en iOS como para aquellos con sistemas operativos de Android. Una vez que instalan el software en su dispositivo, solo tendrán que lanzar la app para navegar por los menús de opciones disponibles. Allí encontrarán un amplio abanico de bebidas y comidas con las que saciar su hambre y su sed.

Sin duda, la función más impresionante del sistema es la posibilidad de inspeccionar un plano de la zona y colocar un marcador allí donde se desee. El marcado indica el punto de entrega para los robots de reparto de Starship Technologies. Es decir, el estudiante tiene control total sobre el lugar en el que quiere que le sea entregado su pedido, ya sea en alguna de las zonas ajardinadas, en las gradas de las instalaciones deportivas, en los corredores de una determinada facultad o en otro lugar. Prevemos alguna interrupción intempestiva en medio de las clases magistrales.

Una vez que se ha indicado toda la información pertinente y se ha cerrado el pedido, el mismo mapa donde se ha marcado el punto de entrega muestra el itinerario del robot. El seguimiento interactivo en tiempo real permite estimar cuánto tiempo habrá que esperar hasta que la comida o la bebida lleguen al lugar estipulado. Por lo general, este viaje suele tomar solo unos minutos, pero conocer con exactitud la posición del envío es de gran ayuda para los estudiantes. Así, pueden aprovechar su tiempo para progresar con su abarrotado plan de estudios o para socializar despreocupadamente.

Y decimos despreocupadamente porque el cliente no tienes por qué estar pendiente constantemente del estado. Puede desatender por completo su teléfono y centrarse en la actividad que esté desarrollando en ese momento: cuando el robot de reparto de comida de Starship Technologies llegue a su destino emitirá una alerta que llegará al móvil del usuario gracias a la app.

Los modelos que se están empleando en la Universidad de Kentucky pueden transportar unos 10 kilogramos de alimentos y tienen autonomía suficiente como para que al cabo del día realicen 5000 cambios de acera. Además, no emiten gases de efecto invernadero y tienen unas excelentes capacidades de movilidad, pudiendo subir los bordillos de las aceras, transitar de noche, evitar viandantes e incluso funcionar con malas condiciones de tiempo atmosférico, como puedan ser el caso de las precipitaciones de agua o nieve.

Starship Technologies se satisface de colaborar con la Universidad de Kentucky

Starship Technologies ha sido una de las empresas pioneras que apostaron por los vehículos autónomos y los robots de reparto cuando todavía eran una entelequia. Desde entonces, sus robots han entregado más de 1 600 000 pedidos sin necesidad de intervención humana, aunque pueden ser controlados por un piloto en caso de necesidad.

Starship Technologies ha trabajado con la Universidad de Kentucky, y en especial con UK Dining, durante más de un año para hacer de este proyecto una realidad. Ahora, por fin, sus robots de reparto dan servicio a los estudiantes de la renombrada universidad. «Estamos encantados de ofrecer este magnífico servicios a los estudiantes, a la facultad y al personal de la Universidad de Kentucky», comentó Scott Henry, asociado de UK Dining.

Desde la empresa emergente tecnológica también se muestran muy satisfechos. Los robots están operando sin imprevistos y han permitido reducir el contacto entre personas durante el reparto de comida. Los robots suponen una mejora en el descontrol sanitario que azota Kentucky. Las unidades se desinfectan en profundidad al final de cada día, representando las bondades de las soluciones contactless en el mundo de la restauración.

5/5 - (1 voto)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario