Smiley face

Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

Nuggets de pollo a base de plantas para escuelas, hospitales y restaurantes

0

El famoso presentador de programas de cocina británico Jamie Oliver intentó enfrentarse a los menús escolares de EE. UU. en su serie Jamie Oliver’s Food Revolution, que sin embargo fue duramente criticada por la audiencia estadounidense sin que llegara a calar el mensaje que abogaba por dar una comida saludable a los pequeños escolarizados.

En más de una ocasión, la estrella se ha lamentado por no haber logrado hacer mella en un sistema que prima los beneficios económicos por encima de la salud de los niños.

Pese a que su ánimo se ha diluido por la frustración, el mensaje ha llegado a las personas adecuadas.

El relevo lo toma ahora una empresa de Seattle (Washington, EE. UU.), Seattle Food Tech, especializada en ofrecer alternativas a la carne y a los productos de origen animal mediante alimentos vegetales aptos para dietas vegetarianas y fanáticos del veganismo.

El producto estrella de la compañía son los nuggets de pollo vegetales, un alimento hecho a base de plantas que sustituye los tradicionales nuggets. Son menos calóricos, contribuyen menos al calentamiento global, y luchan contra el hacinamiento de las aves de corral en las macrogranjas intensivas.

La sostenibilidad en la alimentación y la comida saludable son dos temas candentes en la industria de la alimentación, por eso la propuesta de Seattle Food Tech no ha caído en saco roto.

Planes a corto plazo de Seattle Food Tech

Chirstie Lagally, directora ejecutiva de la empresa, lleva un año al mando de la operación. Ella misma fundó la compañía en septiembre de 2017 y dirige el plan de acción de la iniciativa.

El desarrollo de un producto con características organolépticas similares a los nuggets de pollo reales llevó un buen tiempo, pero mientras se desarrollaba el artículo y la tecnología necesaria para crearlo, Christie fue capaz de captar el interés de los inversores.

Según la directora: «A día de hoy hemos recaudado 2.17 millones de dólares en inversiones presemilla. Recaudaremos el resto en nuestra fase semilla a comienzos del año que viene [2019]».

El último millón lo han conseguido recientemente gracias al fondo de inversión Y Combinator de Silicon Valley. Entre los inversores que se decidieron a apoyar la idea aparecen nombres como Liquid 2 Ventures, Sinai Ventures Fund, Uphonest Capital y VegInvest (que invierte por segunda vez).

Tras reunir todo este dinero, el plan de Seatlle Food Tech es llevar sus alimentos vegetales sustitutivos de los nuggets de pollo a los menús escolares, hospitalarios, militares y universitarios. De hecho, durante diciembre de 2018 ya realizaron una primera aproximación, proveyendo con sus deliciosos nuggets vegetales a algunas escuelas y restaurantes.

Con un producto sano, barato, ético y completamente vegetal, en STF se sienten confiados para escalar su producción: «Estamos diseñando la maquinaria y las instalaciones asociadas para producir estos artículos en cadena. Los alimentos vegetales sustitutivos de la carne de pollo no han alcanzado, cualesquiera sean las razones, el precio que la gente demanda. Mientras que el mercado de los sustitutos cárnicos vegetales está creciendo, solo supone un 0.1% del volumen total del mercado cárnico en EE. UU:, y la mayoría de las escuelas y hospitales no tienen acceso a alternativas asequibles ya que pueden costar entre dos y cinco veces más. Somos alrededor de un 30% más caros [que los nuggets de pollo tradicionales]ahora mismo, y solo llevamos 10 meses, pero así como escalemos, podremos ofrecerlos a un precio menor que los nuggets de pollo de origen animal, sin ninguna duda. Tenemos una escala de producción pequeña ahora, pero será mayor en primavera», explicaba con detalles Christie Lagally en el escenario de la cumbre FOOD FOR KIDS celebrada en Chicago durante noviembre de la mano de FoodNavigator-USA.

Los nuggets de pollo de Seattle Food Tech y el porqué de su importancia

Los alimentos vegetales con los que STF pretende sustituir los pedacitos de carne rebozada de toda la vida se hacen con ingredientes poco habituales en la cocina: proteína de trigo, proteína de soja, aceite de canola, saborizante vegano con sabor a pollo, especias, maíz y rebozado de trigo sin huevo.

El resultado es un alimento vegetal apto para quienes sigan las doctrinas del veganismo, saludable y que fomenta la sostenibilidad en la alimentación. Y para lograr todo esto, lo mejor es que no se pone en entredicho el sabor, el olor o la textura de los nuggets. «La clave es el procedimiento de producción. Se trata de cómo procesamos la proteína… Y como mantenemos el aire fuera de ella para crear un producto realmente denso que suelta jugo, no aire, cuando se cocina»

Con cuatro veces más fibra y entre un 20 y 30 por ciento más proteína que la comida original, la textura recuerda a una «pechuga de pollo entera».

View this post on Instagram

Our CEO, Christie Lagally, is at FoodNavigator's Food for Kids Summit talking about how SFT plans to make plant-based chicken nuggets widely available. #foodtech #conference #plantbased #meat #picoftheday

A post shared by Seattle Food Tech (@seattlefoodtech) on

La innovación alimentaria llega en el momento preciso. En Silicon Valley se libra una batalla empresarial y económica por liderar el nuevo mercado cárnico, un mercado en el que las granjas de animales y ranchos ganaderos no tienen lugar.

Entre los competidores de SFT podemos mentar los equipos de Beyond Meat, Memphis Meats, Impossible Foods… Pero no son los únicos. Iniciativas de carne vegetariana y carne sintética se fomentan por todo el mundo para luchar contra el cambio climático, el agotamiento de los recursos, la pobreza nutricional y el abuso animal.

La cruzada de Seattle Tech Foods tiene aún más seguidores por su intención de inmiscuirse en hospitales y centros de educación. En 2017 la Asociación Americana de Medicina urgió a los hospitales a que eliminasen las carnes procesadas (incluyendo los nuggets de pollo) en los menús hospitalarios dado su demostrado efecto carcinogénico en el cuerpo humano.

Por otro lado, cada vez más jóvenes adoptan una dieta vegetariana o se pasan al veganismo, y las escuelas e institutos de EE. UU. comienzan a percibir una demanda por representar este tipo de platos en sus cafeterías. El caso de las universidades es análogo, pero según cuenta la directora de SFT, «Muchas universidades tienen objetivos de reducción de las emisiones de carbono y algunas de las agencias alimentarias les están informando de que reducir el consumo de carne es una manera de hacerlo».

Según lo expuesto, parece que Seattle Food Tech está encaminada a alcanzar el éxito, resta por ver si su producción a escala industrial comienza en primavera, tal como prevén.

Nuggets de pollo a base de plantas para escuelas, hospitales y restaurantes
5 (100%) 2 votes

Sobre el autor

Redacción

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario