fbpx Smiley face

Sunday, la app que quiere revolucionar el pago con el móvil en los restaurantes

0

Los pagos móviles son una de las tecnologías más demandadas por los hosteleros. No solo reducen fricciones con el cliente, sino que también minimizan los tiempos de espera e incluso optimizan las estrategias de upselling, cross-selling y fidelización.

Por ello, el grupo de restauración francés Big Mamma se ha puesto manos a la obra para desarrollar una aplicación de pagos móviles propia con la que liderar el mercado.

Big Mamma opera en múltiples países europeos. Además de Francia, donde tiene su sede, también está presente en Reino Unido, Estados Unidos y España. En nuestro país, a mayores de la oficina destinada para Sunday, la app móvil que están desarrollando, también cuentan con dos restaurantes de gran éxito. Quienes residan en Madrid probablemente conozcan el restaurante Bel Mondo y el Villa Capri, ambos especializados en cocina italiana.

En total, Big Mamma gestiona un total de diecisiete restaurantes en tres países, aunque ahora tiene los ojos puestos en EE. UU. también. Entre ellos están el Popolare, el Big Love y cuatro Mammas en Francia (distribuidos por París, Lille, Lyon y Burdeos), o el Gloria y el Ave Mario de Londres. Con la experiencia que han acumulado a lo largo de los años en estos establecimientos, los emprendedores de Big Mamma están en una situación ventajosa a la hora de desarrollar un app móvil útil para los restaurantes. Tal vez por eso han causado furor entre los inversores.

Big Mamma a la caza de financiación

La financiación del grupo Big Mamma precede al concepto de Sunday. Sus restaurantes con una fuerte identidad propia e imagen de marca pop en consonancia con la estética pop urbana y los nuevos tiempos, han sabido encontrar el interés de la clientela y de los inversores a partes iguales.

La primera ronda de financiación llevada a cabo por Big Mamma fue capaz de reunir más de veinte millones de euros gracias a particulares y al apoyo de la firma de inversión Coatue, un gestor de inversiones especializado en nuevas tecnologías escalables a nivel global. Actualmente cuentan con más de 3000 millones de dólares de capital y notables aventuras en el mundo de la hostelería; por ejemplo, han apoyado a DoorDash e Instacart en el pasado.

Coatue puso a Big Mamma en el buen camino. Con el excedente de esas primeras inversiones, los responsables del grupo de restauración germinaron la idea de Sunday. Cuando presentaron el prototipo funcional, Coatue volvió a demostrar su confianza en los proyectos de la empresa, pero, además, atrajeron la atención de DST Global.

DST Global es un fondo de inversión que lanza oportunidades de financiación para empresas en el campo de internet. Se trata de un fondo privado ruso con participación en las grandes empresas que forman el entramado de la red: Twitter, Facebook, WhatsApp… La apuesta por Sunday dice mucho del potencial de la app móvil.

Entre Coatue, DST Global y algunos otros inversores de menor entidad, Sunday ha alcanzado recientemente una financiación de 120 millones de euros, suficiente para comenzar a escalar su proyecto con un ritmo trepidante.

Impresiones entre los responsables de Sunday

Un portavoz de la compañía comentaba que la participación de «inversores de alto perfil de las industrias de la hostelería, la restauración, la hospitalidad y la tecnología» les sorprendió gratamente.

El equipo, conformado por Tigrane Seydoux y Vixtor Lugger (fundadores de Big Mamma en 2013) junto con otros profesionales de la programación y del diseño de experiencia de usuario, así como expertos en marketing digital, como Christine de Wendel, exrresponsable de las campañas de Zalando en Francia, todavía no se lo cree.

Se congratulan ante «el éxito y la demanda» de la solución tecnológica que han desarrollado. Han entrado en el mercado en el momento justo. Seydoux comenta lo siguiente al respecto: «Alcanzar 100 millones en una ronda en menos de seis meses es un récord».

El potencial de Sunday como método de pago móvil

¿Por qué usaría un comensal Sunday en vez de cualquier otro método de pago disponible ya? En primer lugar, por la velocidad con la que se puede ejecutar el proceso con total seguridad. El cliente del restaurante puede saldar la cuenta en menos de diez segundos empleando un código QR. ¿Lo mejor de todo? Ni siquiera es necesario que el cliente descargue una aplicación.

Sunday emplea las funcionalidades de los lectores de códigos QR integrados de serie en los smartphones modernos y de los monederos digitales de Apple y Google. Si el usuario tiene fondos en una cuenta de Apple Pay o Google Pay podrá pagar casi instantáneamente. Lo mismo ocurrirá si ha vinculado una tarjeta de crédito a su número de móvil.

Esta metodología ha gustado en los restaurantes del grupo Big Mamma. El 80 % de sus huéspedes se decantaban por el código QR en vez del efectivo o la tarjeta. Así pues, no tardaron mucho en ver el potencial y decidieron no restringir su uso en los locales que regentan. Por el contrario, se expandieron rápidamente. En apenas unos meses, 1500 restaurantes se han adherido a la iniciativa, lo que implica en torno a un millón de clientes. Antes de cerrar el año, quieren alcanzar un volumen de transacciones anual equivalente a los 1000 millones de dólares.

El objetivo para el año que viene es que los 400 restaurantes que actualmente utilizan Sunday en España pasen a ser 4000. Para ello cuentan con buenos reclamos: la app móvil incrementa un 10-12 % el tique medio gracias a la aplicación de técnicas de upselling, aumenta un 40 % las propinas al personal y ahorra 10-15 minutos por mesa atendida. De ahí que estén en conversaciones con cadenas de restaurantes, negocios independientes y locales premiados con estrellas Michelin.

Además, a nivel global, su objetivo es incluso más atrevido. Se han propuesto que haya 15 000 restaurantes colaboradores de Sunday en todo el mundo el 31 de diciembre de 2022. Una meta ambiciosa, pero que están convencidos de poder alcanzar.

Puede que lo consigan, uno de los puntos fuertes de esta aplicación de pago móvil es su bajo coste: no tiene una tarifa fija, sino que cobra un pequeño porcentaje variable en las transacciones que gestiona. El tiempo dirá si acaba por cuajar. De momento, los inversores y los fundadores parecen tener bastante claro que Sunday ha llegado para quedarse.

5/5 - (1 voto)

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

Deja un comentario