Smiley face

Un 44% de los americanos iría a un restaurante si se normaliza la situación mañana

2

Si hay algo por el que se caracteriza este momento, además de por el drama sanitario y social que está suponiendo esta pandemia, es por la enorme incertidumbre que ha invadido cualquier tipo de decisión personal o profesional a corto, medio y largo plazo.

Son muchos los lectores que nos preguntan a través de los diferentes canales digitales que sucederá con los restaurantes una vez que empieza a normalizarse la situación, también son innumerables los artículos que cada día se publican en los diferentes medios hablando del día después. Muchos de ellos son más una lista de deseos o propósitos, qué análisis fundados en datos estimados o reales.

Como en muchas otras ocasiones, nos tenemos que basar en información externa para intentar predecir, cómo serán las situaciones futuras en las diferentes sociedades si este estado de emergencia finalizara.

Para ello nos fijamos en una encuesta que ha publicado el diario americano ABC News hace tan solo unos días, en la que planteaba a sus encuestados que si las órdenes de distanciamiento social y las restricciones a la actividad pública finalizarán hoy, ¿qué harías mañana?

Pues, según esta encuesta, el 77% de los americanos regresaría a su trabajo y el 51% iría a cortarse el pelo, parece una necesidad común.

Pero el dato que más nos interesa, siguiendo la línea editorial de este periódico, es el que hace referencia a las ganas de los americanos por volver a los restaurantes, y por desgracia, parece que no son demasiadas y es que menos de la mitad, en concreto un 44%, saldría a comer a un restaurante y solo un 21% iría a un bar.

El dato puede ser interpretado de diferentes formas, pero si lo comparamos con lo que dijeron los americanos antes de comenzar la crisis del coronavirus, realmente podemos darle la dimensión que tiene, y es que el 96% dijo que ir a los restaurantes formaba parte de su rutina.

No tengo claro, si este dato es extrapolable a otros países o a otras sociedades, lo que es evidente es que la vuelta a la nueva normalidad de los clientes no parece que vaya a ser de una forma excesivamente masiva, ni entusiasta.

Es indudable que hay miedo en el ambiente, qué el grado de preocupación ante un posible contagio es elevado, que el cliente no va a poner en peligro el gran esfuerzo personal que está suponiendo este confinamiento, y por ello, los restaurantes deberán extremar las garantías de seguridad para que los clientes poco a poco decidan volver a esa maravillosa rutina de ir a los restaurantes y a los bares.

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

2 comentarios

  1. Aldana Robledo on

    Buenas tardes
    En el artículo se repite constantemente el error de llamar a los estadounidenses “americanos”. Esto puede malinterpretarse ya que los americanos son los que viven en todo el continente de América. En cambio la encuesta solo se hizo a algunas personas de EE.UU, lo que puede variar en gran medida si se hace una encuesta a las personas del continente, no de solo un país.
    Gracias por su tiempo y la información brindada.
    Saludos, Aldana

Deja un comentario