Únete al CLUB DE INNOVACIÓN PARA RESTAURANTES más grande del mundo

5 buenas prácticas para promocionar un restaurante en Instagram

6

Uno de los aspectos que más interés ha despertado en las redes sociales es su capacidad para promocionar los negocios. En el mundo de la gastronomía y los restaurantes, una de las más exitosas es Instagram, la red social de fotografía en la que cada día se vuelcan ochenta millones de instantáneas, de las cuales un amplio porcentaje son capturas de comida.

Estar en Instagram es una oportunidad para los restaurantes. En su quinto aniversario, esta popular plataforma ya cuenta con más de cuatrocientos millones de usuarios a los que podemos llegar de una forma directa a través de las fotografías de nuestros platos.

Las estrategias de uso son muy diversas y los resultados van desde el éxito hasta el fracaso, pasando por una absoluta indiferencia entre el público potencial. Katrina Padron, presidenta y fundadora de Padron Social Marketing, nos propone cinco prácticas para que el buen uso de la promoción del negocio en Instagram nos lleve a conseguir que los likes de nuestros seguidores se conviertan en clientes enganchados a nuestra marca.

1.- Comparte imágenes de calidad

El primero de los requisitos para una buena promoción de un restaurante es la toma de fotografías de calidad. Según Padron, “esta es la diferencia entre las cuentas de Instagram que lo hacen realmente bien y las que no”. Una imagen en alta definición da un claro toque de profesionalidad, algo que puede marcar la diferencia a la hora de captar seguidores. Todos sabemos hacer fotografías con un teléfono móvil pero si queremos dar un aspecto de seriedad y de trabajo bien hecho, debemos cuidar la calidad de las imágenes que compartimos.

2.- Sé constante

Realizar, al menos, un post cada día será fundamental para una buena promoción de nuestro restaurante. En cambio, no debemos saturar al público con varias imágenes cada vez que nos conectemos a Instagram. Si tenemos problemas para dedicarle tiempo a nuestra cuenta, Padron recomienda aplicaciones como Latergram para programar nuestras publicaciones semanales. También es importante conocer la hora propicia a la que subir una fotografía, en función de las conexiones de nuestros seguidores. Las franjas horarias con más entradas en la plataforma son a primera hora de la mañana y en la tarde-noche, aunque deberemos hacer coincidir nuestros posts con el momento en el que haya un mayor número de seguidores activos.

3.- Ojo con los filtros

Otra de las herramientas para mejorar las imágenes son los filtros. Instagram cuenta con un amplio abanico de filtros, a los que hay que sumar los que ofrecen algunas aplicaciones de edición de imagen como VSCOcam, Aviary o Instasize, entre otras. Según diversos estudios, Ludwig and Amaro son los efectos que más triunfan en cuanto a ‘me gustas’ y comentarios pero, en cualquier caso, hay que utilizar aquellos que mejor funcionen con cada captura. No debemos abusar del color azul, ya que se trata de un color frío que no transmite la misma sensación que un plato repleto de tonos rojos, mucho más apetecible, como puede ser una pizza o una salsa de tomate.

4.- Cuida la composición de la imagen

Es otra de las claves para lograr enganchar a nuestro público y, para ello, es recomendable seguir las normas de la fotografía profesional, como la “regla de los tres tercios”. Debemos enmarcar el plato en el centro de atención de la imagen y a su alrededor se colocarán objetos de uso cotidiano que lo acompañen, evitando los fondos blancos que harán nuestra captura demasiado artificial y carente de atractivo. En cuanto al encuadrado de la imagen, el mejor para nuestros platos será un disparo desde arriba pero eso no quiere decir que no podamos probar otros ángulos. Un ángulo desde un lado, un perfil o, incluso, la utilización de aplicaciones como 3DAround, con la que podemos capturar nuestros platos en 3-D, son algunas de las opciones para presentar un formato novedoso en nuestra cronología instagramera.

5.-Usa hashtags

Otro de los recursos que podemos utilizar es el uso de etiquetas o hashtags, pero deberán ser breves y concretos para que sea más fácil encontrarnos entre la marea de imágenes que inundan Instagram. También podemos interaccionar con otros negocios de nuestra área con los que no compitamos de manera directa, estableciendo conversaciones con los clientes de dichos negocios para darles a conocer el nuestro.

Estas son solo algunas pautas para llevar a cabo una eficaz promoción de un restaurante pero aún quedan nuevas vías por explorar, nuevas formas de darse a conocer y de posicionarse en el vasto mundo de las redes sociales. Al fin y al cabo, la diferenciación de una marca entre las millones de cuentas de Instagram o de cualquier otra plataforma solo puede conseguirse si el producto es novedoso y diferente al de los competidores.

Sobre el autor

Marta Reñones

Graduada en Periodismo. Escritora habitual, siempre en busca de nuevas historias y anécdotas que contar. Enamorada de las nuevas tecnologías, las redes sociales y todo lo que sea innovador. Es feliz teniendo a mano un ordenador, un poco de rock y un buen partido de balonmano.

Suscríbete

6 comentarios

  1. Muchas gracias por el post, está muy completo.
    Muy importante en toda estrategia de contenido, independientemente del canal que se use es la creatividad que le imprimimos para dar a conocer el mensaje que tiene que estar alineado con tu propuesta gastronómica, y ése proceso creativo debe estar en constante evolución o nos convertimos en “comodity” manager que aburre a la comunidad. Como punto adicional le agregaría partir de la creación de un perfil con una bio enchulada, que al entrar destaque (junto con el contenido tal y como lo explicas) sobre los demás perfiles. Saludos!

    • Jose Berenguer
      Jose Berenguer on

      Hola Juan!
      Muchísimas gracias por dejarnos tu comentario. Palabras como las tuyas nos dan toda la fuerza que necesitamos para seguir trabajando cada día en este maravilloso mundo que hemos creado en torno a los contenidos sobre restaurantes, tecnología, hostelería, tendencias… Si encima recibimos muestras de apoyo como la tuya por el trabajo realizado… ¿Qué más podemos pedir?
      Un saludo Juan!

Deja un comentario