fbpx Smiley face

A futuristic restaurant opens without precedent in China 46 robots without human employees

6

Crisis coronavirus 2019-peak It keeps the focus of media attention on China. But the Asian giant is no stop at the greatest threat. Proof of this is that economic activity remains buoyant outside the city of Wuhan.

In Guangzhou, a coastal town not far from Hong Kong, It has just opened an innovative restaurant that uses the latest in robotics for automate processes They are taking place in the business and offer a unique user experience which also serves as a commercial claim.

Se trata del Foodom Robotic Restaurant, the first restaurant of its kind in the canton of Guandong. The establishment is run by the specialized robotics group at the holding Country Garden, Qianxi Robotic Catering Group.

The restaurant opened its doors 12 from January, thanks to the collaboration of 750 professionals from the most diverse sectors: programmers, engineers, restaurant managers, Market analysts, Company managers and, as it could not be otherwise, chefs.

In particular they have been 11 chefs who participated in this adventure picturesque. One of the best known is Lin Chaodai, a professional 52 years with multiple awards to his name. The role of Lin and others 10 chefs who have worked in the Foodom Robotic Restaurant not prepare food that will be served at the tables, but its powers have been more closely linked to training processes within the establishment.

And workers who have received training from the hand of so exalted team of chefs are Kitchen robots capable of learning that they have been installed at Pioneer Restaurant.

In this way the controllers have managed to get the hang Cantonese food, typical specialty of the area which is highly appreciated by the citizens of Guangzhou. This culinary style is delicate and It requires very precise control over the cooking process, especially with temperatures and times referred. In this sense, Robots do an excellent job because they can track these magnitudes thanks to its advanced sensors.

Los fideos, boles, arroces, frituras, postres y cócteles que se sirven en el Foodon Robotic Restaurant no tienen nada que envidiar a los realizados por los chefs y baristas más galardonados.

Y para conseguirlo no ha sido necesario sacrificar la estética del local. Aunque los robots de cocina del restaurante cuentan con brazos articulados, su aspecto ha sido refinado para que sean visualmente agradables. Además, se han integrado perfectamente con la decoración del local, que mezcla la corriente pop con un tono más futurista, típico de los escenarios fantasiosos de ciencia ficción.

El funcionamiento del local es complejo desde el punto de vista tecnológico, pero sencillo para el comensal. El visitante solo tiene que realizar su pedido desde una pantalla táctil que le presenta la carta del restaurante. Una vez ha escogido y confirmado su comanda, la información se transmite a 32 woks robotizados, los cuales se encargan de preparar los platos pertinentes.

El cliente puede quedarse ensimismado viendo cómo los brazos articulados manejan con soltura las hondas sartenes, sirven la comida y luego entran en un proceso de autolimpiado tremendamente eficiente. O por el contrario, puede sentarse tranquilamente en la mesa que haya escogido y esperar a que los robots de reparto le lleven su comida.

Todos los frentes del restaurante están automatizados mediante robótica, y esto incluye el servicio de camarería. No hay personal para atender a la clientela. Un hito de la restauración que se ha logrado gracias a 46 robots, todos ellos creados por el la filial de Country Garden Holdings.

Los autómatas mantienen los tiempos de preparación al mínimo, estipulándose un máximo de cinco minutos entre el momento en el que el visitante entrega su comanda y el instante en el que esta se sirve. Además, los robots de cocina son capaces de garantizar todos los estándares de salubridad, homogeneidad y calidad impuestos tanto desde la directiva de la corporación hostelera como desde organismos gubernamentales o administrativos.

El Foodom Robotic Restaurant de Guangzhou es un ejemplo más del porvenir de los restaurantes. Cada día que pasa la implantación de la robótica en el sector es más patente, y aunque en Europa todavía se percibe cierto retraso, en EE. UU. y Asia la adopción de esta tecnología está cogiendo tracción rápidamente.

Es solo cuestión de tiempo que restaurantes robóticos como este lleguen a España y a países de Latinoamérica. Y cuando aparezcan, lo más probable es que sean todo un éxito.

Rate this post

Sobre el autor

Artículo realizado por el equipo de redacción de DiegoCoquillat.com. Cuenta con profesionales tanto en el terreno de la hostelería, gastronomía y turismo, como en de las nuevas tecnologías e innovación.

Suscríbete

6 Comments

  1. Dara Alvarez Casal on

    Creo que es una opción interesante y será muy novedosa,digna de admirar, seguramente muy limpia y todo muy perfectamente estructurado, pero en mi opinión faltará algo muy importante que es el factor humano y la conexión con el mismo que nos permite interrelacionarnos y expresar nuestras emociones. En cierta medida se convertirá como si fuese una máquina expendedora de bebidas, pudiendo ser muy interesante como opción de dispensador de comida a domicilio.

Deja un comentario